Tremendo susto se llevaron los pasajeros de un avión que se dirigía de la capital de Kosovo a Basilea en Suiza por cuenta de una fuerte turbulencia que hizo que una azafata se golpeara contra el techo y que las bebidas que esta llevaba salieran a volar por todo el avión.

Este hecho fue confirmado por Vivienne Gaskell, portavoz del aeropuerto de Basilea, quien aseguró que este incidente dejó además 10 personas heridas que fueron trasladadas de manera inmediata al hospital.

También te puede interesar:  El aterrador momento en que un auto se estrelló contra el público en una carrera en Puebla

De acuerdo con el diario argentino El Clarín, el avión era un Boeing 737-300 de la empresa ALK Airlines, que tiene sede en Sofía (Bulgaria) y se especializa en realizar vuelos chárter.

De otra parte, la aerolínea explicó que en el instante de la turbulencia, la azafata estaba “recolectando las bebidas” de las personas antes de que empezara el descenso.

Comentarios