Un hombre identificado como Juan Carlos Padilla Aranda (54 años) y quien trabajaba desde hace 28 años vendiendo tamales, murió tras ser detenido por agentes ministeriales en Guanajuato.

Familiares de la víctima denunciaron que hubo un presunto abuso de autoridad. «Nosotros somos personas tranquilas, mi esposo solo iba a las canchas a jugar y se regresaba. Era trabajador pero llegaron estos fulanos, lo golpearon y me lo mataron», declaró la ahora viuda.

Al darse a conocer la noticias, el Fiscal del Estado confirmó que los agentes responsables fueron detenidos.

Padilla Aranda se encontraba en compañía de su hija y su esposa rumbo a su lugar de trabajo, en Celaya, cerca de las 15:30 horas de la tarde, cuando, de acuerdo con los reportes, en el cruce de las calles Felipe Ángeles y Jaime Nunó del Barrio de la Resurrección, una camioneta RAM sin placas les cerró el paso, de la cual bajaron dos hombres y una mujer que se identificaron como Agentes Ministeriales y procedieron a la detención.

Así, uno de los oficiales se habría acercado al hombre argumentando una detención por la existencia de una orden de aprehensión en su contra. Juan Carlos se habría opuesto y exigido que le mostraran algún documento que avalara la detención, con lo que se habría comentado a forcejear.

Todo esto quedó grabado en un video de 30 segundos que fue compartido en redes sociales.

ATENCIÓN continuación las imágenes sensibles del momento.

SE RECOMIENDA DISCRECIÓN:

También te puede interesar:  Acribillan a balazos a regidor de Celaya

La hija de la víctima informó que desde ese momento no volvieron a saber del paradero de padre, por lo que acudieron a las oficinas de la Policía Municipal ubicadas en la calle Pípila y a la Fiscalía Región C, sin recibir información.

Más tarde la familiar se enteró que había sido llevado golpeado y ensangrentado al Hospital General de la ciudad, donde finalmente Carlos murió, de acuerdo con lo informes, en el área de shock.

A través de su cuenta de Twitter, el fiscal General del Estado confirmó el incidente. Mientras que la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) informó que ya abrió una carpeta de investigación respecto al caso.

Con información de AM

Comentarios