El pasado lunes se halló el cadáver de Norberto Ronquillo Hernández luego de seis días de búsqueda incansable por parte de las autoridades y seres queridos quienes, a pesar de haber dado a los criminales una fuerte cantidad de dinero, no volvieron a ver al joven estudiante con vida.

Tras el asesinato de Norberto, quien estaba a dos días de graduarse de la Universidad del Pedregal, se dieron a conocer las últimas interacciones del ahora fallecido con su mamá, Norelia Hernández, y con su novia, Jennifer Rosenfeld.

El pasado 10 de mayo Norberto compartió en su cuenta de Facebook una dedicatoria para Norelia, en la cual dijo que se sentía triste por la distancia que lo separaba de ella, dado que la familia de Norberto es originaria de Meoqui, Chihuahua, desde donde viajó Norberto para estudiar la universidad en la Ciudad de México.

Hoy siendo el día de las madres es cuando más me doy cuenta de lo afortunado que soy y lo importante que es mi mamá para mí, toda mi vida me acostumbré a tener a mi mamá a mí lado, siempre dependiendo de ella, de su amor, de su atención, de su cariño y también de sus regaños, sus consejos y sus lecciones (…) ahora que estoy más lejos de ella y no la tengo a mi lado todos los días solo me hace apreciar aún más todo lo que hizo por mí, por qué gracias a eso soy el hombre que soy ahora, claro he cometido errores, pero ella aún así nunca me dejó solo, siempre al pendiente de como estoy y que no me pierda en el camino, manteniéndome enfocado y a la vez dándome amor desde lejos” [sic].

También te puede interesar:  Un niño de nueve años recibe un disparo mientras jugaba en la calle

Seis días después, el 16 de mayo, Norberto externó sus sentimientos a su novia, Jennifer, quien cumplía años. Ante el cálido mensaje de amor, Jennifer agradeció a Norberto todos los momentos y aprendizaje a su lado.

También te puede interesar:  Aprobación de AMLO cae 9 puntos

Hasta el momento se sabe que el cuerpo de Norberto Ronquillo fue hallado cerca de un paraje, en una zona boscosa de Xochimilco. Por su parte, la procuradora de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, dio a conocer que, debido al estado de descomposición del cadáver, era posible que el asesinato de Norberto hubiera ocurrido la misma noche de su secuestro.

A pesar de que la familia de Norberto había llegado a un acuerdo monetario con los criminales para la entrega del estudiante con vida, el trato fue falso, pues luego de que el primo de Norberto dejara la cantidad acordada en el lugar que indicaron los criminales, nunca lo entregaron sano y salvo.

Con información de Milenio, Excélsior y La Neta Noticias

Comentarios