Durante una corrida en la feria de Sevilla, el torero Morante de la Puebla, previo a ejecutar la última suerte, que es la muerte del toro, sacó un pañuelo y con el mismo, secarle las lágrimas al animal.

El noble toro, sufriendo con varias banderillas clavadas en su lomo, simplemente se quedó quieto y permitió que Morante le «limpiara las lágrimas» con su pañuelo en los ojos y la nariz.

En la plaza, su acto fue aplaudido y lo llaman «acto de nobleza y respeto», mientras que en redes sociales dicen que el torero, simplemente fue un cínico, hipócrita y psicópata , tú, ¿qué opinas?

También te puede interesar:  VIDEO - Filman película porno a la luz del día en el centro de Sevilla

Este es el video con el polémico momento.

Estos son algunos de los comentarios en redes sociales:

Comentarios