El pasado 4 de mayo, Giovanni, hombre de 30 años, murió bajo la custodia de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, quienes lo detuvieron cuando circulaban por la calle. Un video que circula en redes sociales muestra cómo los elementos de seguridad lo sometieron, mientras su hermano gritaba que lo iban a rescatar.

A un mes de lo ocurrido, las autoridades no han aclarado el motivo de la detención de Giovanni y los elementos involucrados en su detención siguen activos.

Frente a los señalamientos de que el joven supuestamente fue detenido por no usar cubrebocas, el fiscal de Jalisco aseguró que al 3 de junio en ningún reporte policial se menciona que Giovanni hubiera sido señalado por ello.

Las versiones apuntan a que la familia del fallecido se comunicó con el alcalde, Eduardo Cervantes Aguilar, tras la detención, y éste les respondió que fueran al día siguiente por Giovanni a las instalaciones de la policía municipal. Sin embargo, luego les dijeron que había sido llevado al Hospital Civil de Guadalajara.

También te puede interesar:  AMLO promete consulta sobre investigar a expresidentes

Ahí se enteraron que Giovanni murió, y de acuerdo al acta defunción la causa fue traumatismo craneoencefálico; presentaba una herida de bala en el pie izquierdo.

El alcalde de Ixtlahuacán de los Membrillos mencionó que, al enterarse de la muerte de Giovanni, quien se desempeñaba como albañil, reportó el caso al Ministerio Público. “Agradezco su preocupación estamos realizando las gestiones necesarias, para esclarecer estos hechos lamentables, siempre ha sido un gobierno justo y lo seguirá siendo, no pasará este hecho desapercibido, estamos en coordinación con las autoridades estatales y municipales”, escribió en su cuenta de Twitter.

También te puede interesar:  El Hospicio Cabañas

El fiscal afirmó que el Ministerio Público del caso “no coincide, de entrada, con las versiones vertidas”, pues el resultado de la autopsia “se advierten lesiones que por su naturaleza llevan a una gravedad extrema, que pueden propiciar la muerte”.

Por su parte, Christian, hermano de la víctima, dio a conocer que tuvo que cambiarse de domicilio ante amenazas de muerte, luego de que una persona le ofreció a su tía 200,000 pesos para que no difundiera el video en redes sociales.

Así, la familiade Giovanni pide justicia y responsabiliza de lo que les pase al jefe policíaco de Ixtlahuacán de los Membrillos, Manuel Becerra Santacruz; al presidente municipal, Eduardo Cervantes; y al gobernador Enrique Alfaro. Este último se manifestó sobre el caso por medio de su cuenta de Twittter.

Con información de Proceso y Animal Político

Comentarios