Al rededor de 35 mil personas protestaron este sábado, en el tercer día de manifestaciones en Pamplona, al norte de España, en contra de la sentencia a cinco hombres acusados de violar a una joven en las fiestas de San Fermín, y que fueron condenados por abuso sexual, pero absueltos por agresión.

“No es abuso, es violación”, entonaron los manifestantes.

La marcha, organizada por el movimiento feminista de Pamplona, es “una respuesta clara, no sólo a esta sentencia, sino a la violencia patriarcal que sufrimos las mujeres diariamente”, dijo Uxue Álvarez, portavoz del colectivo.

También te puede interesar:  España y Portugal empatan en un partido frenético

Los jueces del caso, uno de los cuales se pronunció por la liberación de los detenidos, han sido acusados de complicidad y señalados de ser “machistas”.

Una petición para inhabilitar a los magistrados ha reunido hasta ahora más de 1.2 millones de firmas.

Los cinco acusados, de entre 27 y 29 años, conocidos como “La Manada”, fueron condenados a nueve años de prisión por el delito de “abuso sexual” contra una madrileña de 18 años, durante las fiestas de San Fermín, en julio de 2016. Los cinco sujetos filmaron sus actos y los difundieron en un grupo de WhatsApp, vanagloriándose de ello.

También te puede interesar:  Las Primeras Planas de hoy martes

Los magistrados concluyeron que los acusados, uno de ellos militar y un otro guardia civil, cometieron abuso sexual y no violación, al no percibir violencia en los hechos.

Con información de Aristegui Noticias

Comentarios