En medio de las campañas de vacunación contra la COVID-19 se han reportado diversos casos de desórdenes menstruales, tras la vacunación, por lo que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó que su comisión de seguridad sanitaria ha estudiado tema y solicitado más datos a las farmacéuticas para evaluar el tema.

Cabe señalar, que los desórdenes menstruales pueden ocurrir por motivos relacionados desde el estrés y agotamiento hasta condiciones médicas de base como fibrosis o endometriosis.

Así, el viernes pasado, el regulador de la Unión Europea (UE), informó que no hay evidencia que respalde una relación causal entre las vacunas contra la COVID-19 y desórdenes menstruales, pese a que estos últimos se han reportado.

Por separado, recomendó añadir un nuevo trastorno médico a la lista de posibles efectos adversos de la inyección de Johnson & Johnson: la trombocitopenia inmune ITP, que genera bajos niveles de plaquetas en sangre, mareos y zumbidos, al tiempo que enfatizó que los beneficios de dicha vacuna superan sus riesgos.

Ya el mes pasado, la EMA enumeró un trastorno degenerativo nervioso poco común: síndrome de Guillain-Barré (GBS), como un posible efecto secundario poco común de la inyección de J&J. Y agregó el GBS como un posible efecto secundario de la vacuna de AstraZeneca.

Con información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Advierten médicos que reprimir estornudo puede perforar faringe