Al menos 18 personas murieron y decenas resultaron heridas, en su mayoría adolescentes, en un ataque a un colegio secundario técnico en Kerch, Crimea, sobre el que hay versiones diferentes que hacen referencia a un tirador solitario y a una bomba artesanal, incluso a ambos.

Las autoridades atribuyeron el ataque a un alumno del establecimiento, quien se suicidó.

El ataque tuvo lugar al final de la mañana en una escuela técnica de esta ciudad de la península ucraniana, anexada por Rusia en 2014. Entrevistado por la cadena de televisión Rossiya 24, el primer ministro de Crimea, Serguéi Aksionov, mencionó el acto de un alumno que se suicidó tras el ataque.

«El autor del ataque se suicidó. Era un estudiante de cuarto año de este establecimiento. Su cadáver fue encontrado en la biblioteca», prosiguió Aksionov.

El Comité de Investigación identifico al atacante como Vladislav Rosliakov, de 18 años. El Comité también precisó que la cifra de muertos en el ataque fue de 18, sin precisar si se contabilizaba al presunto autor. «El examen preliminar de los cadáveres indica que murieron por heridas de bala», añadió.

También te puede interesar:  Ejecutan cuatro policías comunitarios en Tixtla

El ataque fue reclasificado como «asesinato», en tanto en principio se había abierto una investigación por «acto terrorista», señaló este organismo, a cargo de los grandes casos criminales.

Inicialmente, el Comité de Investigación se refirió a «un artefacto explosivo no identificado relleno de objetos metálicos» y «activado en la cantina del Colegio Politécnico de Kerch».

Esta versión no ha sido del todo abandonada, el portavoz del Comité antiterrorista ruso, Andréi Prjezdomski, dijo a la cadena de televisión RBK que un «ingenio explosivo» fue encontrado en el colegio.

Con información de AFP

Comentarios