La Asamblea Nacional de Venezuela, órgano legislativo, controlado por la oposición, acusó este jueves al presidente Nicolás Maduro de haber dado un «golpe de Estado», después de que el Tribunal Supremo asumiera ayer las competencias del Legislativo por mantenerse éste en «desacato» desde el año pasado.

Frente a esta decisión la Cámara de representantes comunicó que desconoce al máximo tribunal del país debido a que sus magistrados fueron elegidos «para gobernar fuera de la Constitución».

El Tribunal Supremo de Justicia tomó la decisión de asumir el poder legislativo debido a la persistencia de la Asamblea del “desacato”, un estatus que el Supremo impuso el año pasado por el incumplimiento de varias sentencias. “Mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional, esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que ella disponga, para velar por el Estado de Derecho”, dice una sentencia de dicha Sala.

También te puede interesar:  Protección Civil solo reporta daños materiales, tras sismo de 7.2

La ciudadanía se movilizó en varias protestas en contra de la decisión del Tribunal Supremo de Justicia en la que se atribuye la facultad de asumir las competencias del Parlamento, controlado por la oposición.

También te puede interesar:  Conapred pide medidas precautorias a Nicolás Alvarado

Identificados con el partido Voluntad Popular, del opositor preso Leopoldo López, obstaculizan el acceso en la Autopista Francisco Fajardo, gritan consignas en las que señalan “no más dictadura, queremos libertad” y llevan pancartas en las que demandan que “Venezuela quiere libertad”.

Con información de Vanguardia.

Comentarios