Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?

Durante el segundo y último debate entre los candidatos para gobernar el Estado de México, Délfina Gómez, candidata del partido Morena, fue centro de la mayor parte de ataques y acusaciones.

La candidata de Morena llegó a esta cita en primer lugar de las preferencias electorales o empatada con el priísta Alfredo del Mazo, quien también recibió ataques de sus contrincantes, los cuales afirmaron que los problemas que aquejan al estado son producto de la corrupción que ha imperado en los gobiernos del tricolor.

El priísta Alfredo del Mazo se concentró en descalificar a Delfina Gómez: señaló que la candidata de Morena no tiene capacidad para gobernar un estado tan complejo y alertó que la segunda economía de país “no puede quedar en manos de quien no sabe qué hacer en momentos difíciles y carece de experiencia. Sé que existe molestia en las familias –admitió Del Mazo en alusión a su partido–, pero este malestar nos puede llevar al retroceso”.

Delfina Gómez respondió: “En efecto, reconozco que no tengo experiencia para robar, traicionar o mentir, como lo han hecho ustedes durante casi 90 años. Estos políticos –dijo– piensan que sólo pueden gobernar los que tienen linaje o mucho dinero, pero como ven que una maestrita va requetebién en las encuestas, se ponen muy nerviosos, enojados y preocupados”.

Posteriormente, Del Mazo mostró una cartulina con encabezados de periódicos en los que se advertía que los inversionistas ya mostraban temor por un posible triunfo de Morena en el estado de México, pues esto generará una devaluación y acusó a la aspirante de Morena de haber usado dinero de los trabajadores del ayuntamiento de Texcoco para financiar a la agrupación política que encabeza Higinio Martínez, señalado como padrino político de Delfina Gómez.

También te puede interesar:  Explosión de cohetes en Tultepec, al menos 3 muertos

Por su parte, Vázquez Mota intentó meterse en la pelea atacando al priista por su gestión como presidente municipal de Huixquilucan, a quien acusó de proteger a grupos del crimen organizado y de hacer de ese municipio “un narcoparaíso”.

También te puede interesar:  Falleció el Premio Nobel de Literatura, Dario Fo

Frente a esto, el priísta respondió que cuando él fue alcalde el combate a la delincuencia organizada le correspondía al gobierno federal, encabezado entonces por el panista Felipe Calderón Hinojosa.

Teresa Castell, candidate independiente, realizó señalamientos generales en contra de los partidos políticos y sus abanderados, pero en sus últimas tres intervenciones concentró sus ataques en Delfina Gómez.

El perredista Juan Zepeda recalcó que no piensa declinar en favor de nadie, a pesar de las presiones. “Voy hacia arriba. Inicié en cuarto lugar, ya voy en tercero y a punto de alcanzar a Delfina en el segundo lugar. Alfredo, voy por ti. El tiro es contigo y seguro estoy de que ganaré en un final de fotografía”, dijo.

También te puede interesar:  Kate del Castillo dirige mensaje crítico a Trump

Óscar González, del Partido del Trabajo apuntó al perredista Juan Zepeda, quien cuestionó su propuesta de construir una refinería en el estado. “Aquí hay dos proyectos: el PRI, el PAN y Morena, que son lo mismo, y nosotros, el PT, que somos la verdadera izquierda. Ellos quieren ganar las elecciones para financiar a sus partidos para la elección del 2018 y no les interesan los mexiquenses. A nosotros tú sí nos interesas”, aseguró el petista.

Minutos antes del debate, un grupo de ciudadanos mostraron carteles y gritaron a Josefina Vázquez Mota que eran trabajadores del ayuntamiento de Texcoco y aseguraron que el descuento que les aplicaron a sus salarios fue para un fondo de ahorro y no para financiar a organización política alguna, como en el debate pasado afirmó la panista “¡Eres una mentirosa y corrupta!”, gritaron.

Con información de La Jornada

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here