Según Agustín Carstens, los remanentes de operación que entregó el Banco de México a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público SHCP, por 239 millones de pesos, fueron para liquidar la deuda pública, lo que evitó un deterioro de las finanzas nacionales. En entrevista, el mandatario destacó que, México, es el único país en donde se impone tal obligación a la Secretaría de Hacienda, y que es una medida reconocida por otros países.“México es el único país donde su Secretaría de Hacienda está sujeta a esa restricción y pienso que fortalece mucho al marco macroeconómico. Por eso ha sido muy bien recibido en el ámbito financiero internacional”.

También te puede interesar:  Aumentó 21% pago de intereses y gasto de deuda pública en 2017

Por otra parte, en cuanto al estado de la balanza comercial, señala que: “Con la depreciación del tipo de cambio aumenta el valor de los activos del banco central, pero también aumentan los pasivos en moneda extranjera del gobierno. Como se mantienen balances separados, si el remanente se usara como se utilizaba antes para financiar gasto, pues las ganancias del banco no matan el aumento en los pasivos del gobierno» manifestó Carstens.

También te puede interesar:  Confirman caso de coronavirus en Querétaro; van 9 en el país

Con información de Excélsior

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?