Cerca de 450 mil personas protestaron este sábado en Barcelona contra la detención de los líderes independentistas catalanes Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y contra la intervención del gobierno español en Cataluña.

La manifestación, “Libertad Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, en defensa de los derechos y las libertades”, contó con la participación del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y todos los miembros del gobierno local.

También te puede interesar:  Aseguran o bloquean más de 3 mmdp al crimen organizado

Los catalanes se movilizaron para pedir la liberación de Sánchez, presidente de la Asamblea Nacional Catalana, y Cuixart, de Ómnium Cultural, los cuales fueron enviados a prisión preventiva por presunto delito de sedición.

La concentración de este sábado se volvió la primera reacción contra la aplicación del artículo 155 constitucional que prepara el gobierno español contra las autoridades catalanas, debido al impulso del proyecto independentista.

También te puede interesar:  Gobierno niega espiar; periodistas y activistas denuncian en PGR

Las medidas que deberá votar el Senado español el viernes próximo, incluyen el cese de todo el gobierno catalán, el control de las finanzas locales, de su policía y medios de comunicación públicos, la limitación de funciones del Parlamento para su posterior disolución y convocatoria de elecciones locales.

Con información de Aristegui Noticias

Comentarios