«El primer caso positivo de la variante ómicron en México es una persona de 51 años proveniente de Sudáfrica; tiene enfermedad leve y voluntariamente se internó en un hospital privado en la Ciudad de México para evitar contagiar. Su pronóstico de recuperación es favorable»: subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Lo anterior, luego de que la tarde de ayer, trascendió que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) analizaba un caso sospechoso de la variante de COVID-19 ómicron, detectada en un viajero procedente de Sudáfrica. De acuerdo con los reportes, la persona manifestó tener síntomas a la hora de aterrizar a Mexico, por lo que las autoridades sanitarias le mantienen bajo resguardo para realizar las pruebas genómicas de comprobación o descarte.

También te puede interesar:  Reglamentación para la cannabis medicinal en México

De acuerdo con el funcionario, desde el 26 de noviembre se establió un protocolo de vigilancia virológica para la identificación tempranamente casos de COVID-19 en personas que llegan de cualquier país. «Cerrar fronteras y bloquear personas o bienes, no son medidas útiles para contener las variantes», agregó.

También te puede interesar:  Protección Civil pide responsabilidad al usar redes sociales ante sismo

Finalmente declaró: «Llamamos a conservar la calma y seguir aplicando medidas para evitar contagios: sana distancia, uso de cubrebocas, estornudo de etiqueta y lavado frecuente de manos».

Comentarios
+ posts