Miriam, la estudiante altruista a favor de la niñez

Recientes

Mayito y Brenda exigen se cancele la nueva serie de la muerte de Paco

Pues la muerte de nuestro querido Paco Stanley está levantando olas y generando más drama que una telenovela de horario estelar. Sí señoras y señores, el inm...

Cambiar hábitos de consumo disminuye generación de residuos

Participar en el reciclaje de residuos es un esfuerzo que comienza en nuestras casas, escuelas y sitios de trabajo. Está en contacto directo con los desechos...

Tragedia en San Pedro Garza García. Deja 9 muertos

Una fuerte ráfaga de viento derrumbó la noche del miércoles el escenario en el que Jorge Álvarez Máynez, candidato presidencial por Movimiento Ciudadano, cer...

«Pellejudos, insípidos y carísimos” TikToker critica a Taquería ‘El Califa de León’

¡Prepárense para una historia llena de sabor, controversia y tacos! La semana pasada, la taquería 'El Califa de León' se llevó a casa nada menos que una estr...

¡Como si fueran pasteles! OXXO limita la venta de hielos

¡Calooor, calooor, calooor! La Tercera Ola de Calor ha llegado al país como si fuera el mismísimo infierno en vacaciones y las temperaturas están que queman,...

Compartir

Miriam de Jesús Flores no sólo cursa su último año en la Prepa 1 de la UNAM, sino que trabaja por mejorar la vida de niños y niñas con alguna enfermedad o en situación de calle mediante una fundación que ella misma creó y preside.

Acto seguido, la joven recita El oso envidioso, uno de los cuentos seleccionados por la Fundación Leer Contigo y, una vez terminado el relato —junto con sus compañeros Valentina Oropeza Almonte y Mauricio Cristo de Samaniego, quienes la apoyan en estas tareas—, reparte plumones y acuarelas entre sus oyentes y los invita a colorear hojas con un payaso sonriente o a decorar conejitos de origami.

“Hace no mucho, por problemas gástricos, iba con frecuencia al hospital y, al pasar por el área pediátrica, veía a pacientes con problemas más graves que el mío. Eso me motivó a querer ayudar a esos niños y niñas, pues, al igual que ellos, yo también me sentía mal. Eso me hizo plantearme ¿cómo podría yo hacerlos sonreír?”.

A sus 17 años, Miriam de Jesús es activista por la infancia y la educación, y busca mejorar la vida de menores de edad con alguna enfermedad o en situación de calle. Ella misma describe a esta misión como fuente de alegría, convivencia y conocimiento.

La primera vez que hizo algo similar fue cuando se unió a una organización juvenil enfocada a la política donde organizó una colecta navideña de juguetes para pacientes oncológicos; como al inicio no tuvo éxito fue al Zócalo capitalino y juntó bastante. Sin embargo, sintió que no la apoyaban y buscó agrupaciones más grandes, hasta que se animó a echar adelante un proyecto diseñado por ella misma.

“Soy presidenta de la Fundación Ángel y buscamos personas que quieran integrarse. Aquí, primero nos contactamos con quien muestre interés y, si vive en algún estado de la república, le impartimos un curso sobre cómo hablar en público y le explicamos las maneras de hacer voluntariado virtual. Si es de la CDMX le explicamos las actividades que se llevarán a cabo (como acompañamiento a hospitales o casas hogar, colectas o donaciones) para que elija en cuál participar y de qué forma”, explica.

También te puede interesar:  Opciones para disfrutar el eclipse sin riesgos

Además, forma parte de organizaciones como Jóvenes X México, Movimiento Juvenil Mexiquense y Juventud Real, donde ha participado en colectas donatarias de libros, dulces y juguetes para niños de escasos recursos. Ello le ha permitido formar parte de programas extracurriculares como Talento Bécalos RISE México, donde desarrolló el proyecto Meraki Señas, el cual promueve la inclusión de personas con discapacidad auditiva mediante el aprendizaje de la lengua de señas mexicanas.

Hace poco fue seleccionada para participar en Talentum Mujeres Civitas 2023, programa diseñado por Equipo Talentum MX que, junto con el Instituto Nacional Electoral y El Colegio de México, fortalecerá su incidencia en temas de participación ciudadana, liderazgo y trabajo en equipo.

“En alguna ocasión realicé una actividad con niños y niñas con cáncer. Era Navidad y debían mandarle una carta a Santa Claus y me enterneció que muchos, en lugar de juguetes o dulces, pedían ‘salud’ o ‘recuperarse para estar de nuevo en casa’. A pesar de los múltiples problemas de economía o política en nuestro país es necesario ver a nuestras niñeces, pues son nuestro futuro y esperanza. Nada nos cuesta donar algo de ropa, despensa o tiempo”, destaca.

Una reciente visita a la casa hogar Ayuda y Solidaridad con las Niñas de la Calle se suma a las múltiples anécdotas de activismo de Miriam, donde con sus compañeros Valeria Lizeth Villar Parra y Diego Herrejón Aguilera (también de la Fundación Ángel) hizo que las albergadas decoraran galletas de osos, coronas y mariposas tal y como dictaba su imaginación, para que luego se las comieran acompañadas con un vaso de leche.

También te puede interesar:  Encuentran sin vida a la activista Karina Domínguez en Ciudad Juárez

Hoy, Miriam cursa su último año en el plantel Gabino Barreda de la Escuela Nacional Preparatoria y planea estudiar Medicina (con especialidad en oncología pediátrica) en la UNAM, pues desea que los pacientes con cáncer tengan una vida más llevadera. Otro de sus objetivos es fortalecer su fundación y darle mayores alcances. “Me gusta cuando llego de princesa a los hospitales, saludo a los niños y niñas y ellos corren a abrazarme. Eso me hace feliz”, expresa.

Estudiar y hacer altruismo es complicado porque a veces se me juntan las tareas o los exámenes, pero estoy muy contenta de formar parte de la UNAM. Aquí he encontrado mucho apoyo en mis compañeros y profesores. Hay muchos jóvenes que desean ayudar y no saben cómo, pero es preciso hacerlo porque los universitarios debemos ser ejemplo e involucrarnos en causas benéficas para quienes más lo necesitan”.

En 2023, Miriam fue reconocida con el Premio al Talento del Bachiller Universitario en Investigación Humanística y el Premio Estatal de la Juventud de la Ciudad de México al Mérito Cívico, Político o Ambiental y, recientemente, la Fundación de Apoyo a la Juventud y la UNAM le otorgaron la Presea Ingeniero Bernardo Quintana Arrioja 2023 en el rubro de Servicio, por su perfil y trayectoria tanto personal como profesional. En palabras de la joven, estos galardones han ayudado a que cada vez más organizaciones conozcan su fundación, a que confíen en ella y a tender puentes para trabajar de manera conjunta en beneficio de las niñeces en México. “De todo esto he aprendido que los niños son maravillosos. Aunque estén enfermos mantienen una inocencia increíble y le buscan el lado positivo a todo, ¿por qué no contagiarnos de eso?”.

Comentarios