Les dejo el excelente artículo que escribieron Angelica San Emeterio ([email protected]) y Alan Schejtman ([email protected]), como parte de nuestro Podcast MADD (https://www.spreaker.com/user/11636397/mas-alla-del-divan). Léanlo y óiganlo, se pone bueno.

Smile,
Though your heart is achin’
Smile,
Even though it’s breakin’
When there are are clouds in the sky
You’ll get by…

Jimmy Durante – Smile

I used to think that my life was a tragedy.
But now I realize, it’s a comedy.

The Joker (2019)

Nos gustaría empezar pensando en ¿qué es un bufón? y ¿qué funciones tenía el bufón en la antigüedad? Por un lado, la idea era que los bufones entretenían a las personas haciéndolas reír, escenificando situaciones incómodas, irreverentes o prohibidas. Dada su condición de payaso del pueblo se le permiten ciertas actitudes y comentarios que si vinieran de un civil cualquiera sólo se tacharían de desobediencia, de alboroto, de caos, o de locura.

La figura del bufón que gracias a su máscara no se muestra como real desvía la atención y tensión que pudiera causar el contenido de lo que pone en escena en cada uno de sus actos. “Como yo no soy real, por lo tanto no se tiene que tomar en serio lo que estoy diciendo, y entonces soy inofensivo.” 

En fin, el bufón nos hace reir con estas “ocurrencias”… y entonces pensemos ¿cuál es ahora la función que tiene el chiste que este cuenta? Freud (1905) hace un análisis del chiste y su relación con lo inconsciente. Nos dice que este tiene como meta la obtención del placer, que se traduce en una baja de la tensión, o de angustia.

El chiste se utiliza como una especie de fachada que enceguece la mirada crítica y que esconde algo prohibido o incómodo. El chiste muestra lo que esconde de maneras muy sutiles. Digamos que ayuda a sortear las restricciones sociales.   

Freud (1905) escribe: “…los objetos atacados por el chiste pueden ser instituciones, personas en tanto son portadoras de estas, estatutos de la moral o de la religión, visiones de la vida que gozan de tal prestigio que sólo se puede vetarlas bajo la máscara de un chiste, y por cierto de uno encubierto por su fachada.” (p. 102)

En este sentido…¿qué es lo que nos muestra y al mismo tiempo encubre el personaje de The Joker? A mi parecer, este personaje sirve de chivo expiatorio a todo lo que  falla actualmente en la sociedad. Cito a Fabbri y Cuevas (2013): “El momento actual se caracteriza como ‘era de la fluidez…’ ….es la era del desvanecimiento porque el aburrimiento, la superfluidad y la saturación configuran la experiencia de un medio que no anuda, no conecta, no traza, no deja huella.

Ya no se sufre por la sujeción, la opresión o el encierro de los tiempos estatales, sino por la dispersión (Siede, 2007,p. 185)”. La posmodernidad nos abre posibilidades de roles, actividades y relaciones bombardean nuestros sentidos de estímulos todo el día.

No se piensa ya en una realidad que sirva como referente, sino en múltiples realidades que parecen dejarnos sin una dirección más o menos clara. Y entonces, ante la dispersión de atención, de valores, de significados y de guía… ¿qué permanece en la época de la fluidez?   

También te puede interesar:  Joven amenaza con tiroteo en Universidad de Yucatán tras ver “Joker”

En pocos siglos, las sociedades de sangre regidas por el honor, la venganza, la crueldad han dejado paso progresivamente a sociedades profundamente controladas en que los actos de violencia interindividual no cesan de disminuir, en que el uso de la fuerza desprestigia al que lo hace, en que la crueldad y las brutalidades suscitan indignación y horror, en que el placer y la violencia se separan (Lipovetsky, 2013).

El Guasón es posiblemente el personaje de novela gráfica más censurado de la historia. Desde su primera aparición en Batman nº 1 (1940) fue una lucha ya que DC reclama que no les hacía sentido tener a un villano con cara de payaso. Éste mismo no tiene ningún superpoder, sin embargo su mayor fortaleza es que su locura no conoce límites.

No necesita razones ni motivos para matar así como para dejarse llevar por sus deseos. Lo que lo hace un individuo tan peligroso es a la vez su impredecibilidad ya que aunado a su locura y tolerancia a dimensiones desmedidas de dolor, lo vuelven capaz de hacer cualquier cosa.

Desde Cesar Romero (‘66), Jack Nicholson, la voz de Mark Hamill, Heath Ledger, Jared Leto hasta la incomparable interpretación de Joaquin Phoenix, cada uno de ellos ha dejado una marca en la interpretación del Guasón. 

Tanto el personaje como la película dicen ser apolíticos, entonces ¿por qué todos estamos buscando un sentido de movimiento social a través de las eventos ocurridos en la película? ¿Qué es lo que hace tan polémico a un personaje ficticio de novelas gráficas como el guasón?

Escribe J.D Nasio (año) que de una experiencia verdadera, extraemos una ficción y, a través de esta ficción, inducimos en el lector efectos reales. Partiendo de lo real creamos la ficción y, con la ficción, recreamos lo real.

El Guasón nos gusta y nos asusta ya que nos provoca en alguna medida cierta identificación que sentimos, primero con el hecho de su desamparo, dolor y tristeza y por otro el enojo, el desacuerdo social y político y nuestros propios deseos de buscar formas de manifestarnos a través de la revelación de nuestras fantasías; de entregarnos a nuestras pasiones y vivir bajo el principio del placer y la pulsión de muerte, dejarnos llevar por nuestras pulsiones desinhibidas y hacer todo aquello que nos empuje o acerque al deseo. 

Después de la histórica interpretación de Heath Ledger y el desenlace trágico de su historia, no se imaginaba la posibilidad de que llegara alguien a revivir a este personaje en la forma en la que se interpreta esta última vez.

La narrativa plasmada en la película del Guasón refleja el nacimiento de este villano en el proceso decadente de una sociedad que no refleja más que enojo con respecto a la desigualdad social, económica y política del mundo (Gotham City).

Todos llevamos un Guasón (cito) dentro de nosotros que se encuentra lastimado e inconforme con el caótico mundo que nos rodea.

También te puede interesar:  5 trágicos momentos de la vida de Joaquin Phoenix en su cumpleaños 45

Escribe Gilles lipovetsky (2013) que cuando no existe ningún monopolio militar y policial y cuando, en consecuencia, la inseguridad es constante, la violencia individual, la agresividad es una necesidad vital, diría yo que es una forma de supervivencia.

El personaje refleja el resultado de una sociedad de odio basada en la negatividad. La progresiva positivización de la sociedad mitiga, asimismo, sentimientos como el miedo o la tristeza, que se basan en una negatividad, es decir, que son sentimientos negativos (Byung-Chul Han, 2015).

La positividad es una mentira, misma que podemos observar en el maquillaje que caracteriza a un payaso que no puede más que expresar felicidad a pesar del dolor y la tristeza que pudiera estar viviendo.

No puede más que presentarse feliz (Happy, apodo de cariño que utiliza la madre de Arthur Fleck para referirse a su hijo) ya que el mundo circundante no tolera la expresión de emociones negativas sino las rechaza intentando en ocasiones utilizar medicamentos y drogas para anestesiar el dolor en lugar de enfrentarlo o trabajarlo.

La expresión de emociones como el dolor, el miedo, el enojo y como resultado la violencia son inmediatamente censurados, el ejemplo perfecto en esta película es la risa dolorosa del Guasón. Por eso la crudeza del guasón es a la vez tanto impactante e incómoda como seductora.  

Las cosas se hacen transparentes cuando abandona en cualquier negatividad, cuando se analizan y allanan, cuando se insertan sin resistencia en el torrente liso del capital, la comunicación y la información…Así, la sociedad de la transparencia se manifiesta en primer lugar como una sociedad positiva… La transparencia estabiliza y hacerle el sistema por el hecho de que elimina lo otro y lo extraño (Byung-Chul Han, 2015).

Negar la negatividad sería olvidar que la violencia ha sido desde siempre un imperativo producido por la organización política de la sociedad un comportamiento de honor y desafío, no de utilidad (Lipovetsky, 2013).

El crimen, desempleo, enojo, la inseguridad, los medios masivos de comunicación que determinan tendencias carentes de sentido, y la búsqueda de un padre-héroe son situaciones plasmadas en Ciudad Gótica mismas con la que todas las sociedades se pueden identificar. De la misma manera, el rechazo de lo diferente, del extraño, de lo ajeno habla de la falta de unidades sociales que sirvan de estructura. 

La sociedad del cansancio no permite la improductividad, es una sociedad de rendimiento y todos estamos inmersos en nuestros pequeños mundos buscando una felicidad ahogada en la globalización y una felicidad posiblemente basada en un positivismo social que rechaza las verdaderas emociones que sentimos ¿Cuándo dejaremos de negarnos a nosotros mismos? ¿Qué es lo que podemos hacer para acercarnos un poco más a la libertad y la felicidad? No lo sabemos, sin embargo pareciera que no podemos seguir adelante de esta manera porque posiblemente se liberarán nuestros guasones en contra de todos.

Comentarios