Dos pandas de un parque temático de Hong Kong, encerrados y sin visitantes por las restricciones a partir del coronavirus, se aparearon tras casi una década de intentos fallidos para lograr su reproducción.

La hembra, Ying Ying, y el macho, Le Le, han permanecido como compañía mutua desde que el COVID-19 llevó a la suspensión de visitas del público.

También te puede interesar:  Estudiantes de París protestan por medidas COVID-19

«Desde que Ying Ying y Le Le llegaron a Hong Kong en 2007, y tras intentos de apareamiento natural desde 2010, no se había conseguido ningún resultado hasta este año, pese a largo tiempo de aprendizaje» indicó el responsable del Ocean Park, Michael Boos.

La reproducción de los pandas es especialmente difícil, particularmente cuando están en cautiverio.

También te puede interesar:  Presentan 23 pandas en China

Información de Milenio

Comentarios
+ posts