En Barcelona, 5.500 personas según la Guardia Urbana, se congregaron ante el Ayuntamiento y la sede del Gobierno regional para exigir diálogo bajo el lema “Hablamos?” –o “Parlem?”, en catalán–.

Acudieron vestidos de blanco y con globos y pancartas del mismo color, como pidió la plataforma ciudadana que convocó el acto. “Pedimos diálogo y que los políticos piensen en los ciudadanos, no en un saco de votos”, dijo Carlos, un hombre de 46 años nacido en Barcelona y contrario a la “polarización que sufre Cataluña” en sus palabras.

“Tiene que haber una salida a esta crisis, pero tiene que ser negociada”, señaló también Antonia, de 49 años. A la marcha, celebrada en la plaza Sant Jaume, acudió el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. “Es el momento de escuchar a la gente que pide arreglar el problema de una forma acordada, sin decisiones precipitadas o unilaterales”, dijo a los medios.

También te puede interesar:  ¿Nace un volcán en Michoacán?

También miles de españoles se concentraron frente al Ayuntamiento de Madrid, en la Plaza Cibeles, donde cientos de personas acudieron vestidas de blanco y con carteles con palabras como “Paz”. “Bla, bla, bla, queremos hablar”, “Gobierno dimisión” o “Más conversación” coreaban algunos. En una pancarta con el lema “Independicémonos del odio” podía verse un dibujo del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, besándose con el jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont.

También se celebraron concentraciones con cientos de personas a favor del diálogo entre Rajoy y Puigdemont en ciudades como Bilbao, San Sebastián o Vitoria (en el País Vasco), Valladolid (en el centro del país), Valencia (en el este) o en la región de Galicia (en el noroeste).

También te puede interesar:  Desaparecen expedientes de niños que recibieron tratamientos falsos para el cáncer

Mientras tanto el movimiento independentista comenzó a cosechar apoyos a nivel internacional. El partido nacionalista flamenco N-VA, que forma parte del Gobierno de Bélgica, elogió ayer las aspiraciones independentistas de Cataluña. El ministro belga de Asilo y Migración, Theo Francken, dijo en una entrevista concedida al grupo editorial IPM que está “muy orgulloso de ver lo que están haciendo los catalanes”.

Con información de Página 12

Comentarios