Fallece Hermelinda Quintero, madre del narcotraficante Rafael Caro Quintero

Recientes

Tiene 61 años pero parece de 38 y hoy revela su secreto ‘anti-edad’

Esta es la increíble historia de Dave Pascoe, el biohacker que desafía al tiempo y hace que la vejez parezca un juego de niños! Imagínense esto: un estadouni...

¿Las altas temperaturas nos vuelven violentos?

Los primeros meses del 2024 han estado marcados por un alza en la temperatura en diversas zonas del país. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, estad...

Redescubre la UNAM sepulcros mayas decorados con pintura mural

En el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM se realiza un inventario de las antiguas tumbas mayas de México que están acompañadas de pintura mura...

WhatsApp, aliado del mundo laboral

Aun cuando puede tener una connotación y reputación lúdica, WhatsApp, la aplicación de mensajería más usada por internautas en el planeta ha sido “reclutada”...

Descentralizar el arte

Para incentivar el desarrollo artístico y el pensamiento creativo a nivel local y regional, la descentralización del arte y la cultura es fundamental, asegur...

Compartir

Hermelinda Quintero, madre del reconocido narcotraficante y fundador del Cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero, falleció la noche del jueves 25 de enero a los 94 años de edad en la capital de Jalisco. La causa de su muerte fue una enfermedad que padecía.

También te puede interesar:  Ponen en marcha DIF Ciudad de México y DIF Sinaloa réplica de “Cunas CDMX” con “Corazón de Mamá”

Nacida a finales de los años veinte del siglo pasado, Hermelinda Quintero se casó con Emilio Caro Payán, con quien tuvo a Rafael Caro Quintero el 24 de octubre de 1952. Además de Rafael, Hermelinda y Emilio tuvieron otros 10 hijos, la mayoría de los cuales se dedican a la ganadería y al cultivo.

También te puede interesar:  Lo que no sabías del Whisky (una pequeña historia)

Tras su fallecimiento, la familia de Hermelinda Quintero trasladará su cuerpo a Culiacán, Sinaloa, donde se llevarán a cabo sus servicios funerales.

Comentarios