Este fin de semana Camila Fernández contrajo nupcias con Francisco Barba, en una boda sorpresa, después de menos de un año de noviazgo, en Guadalajara.

En compañía de familiares y seres queridos de la pareja, el evento fue reportado por varios medios de comunicación, desde la ceremonia religiosa, en la iglesia de San Martín de Porres.

Camila entró del brazo de su papá Alejandro Fernandez, conocido como «Potrillo», vestido de charro. Mientras que el novio llegó montado en caballo.

La joven cantante de 22 años portó un clásico vestido blanco, strapless, con velo y una pequeña tiara de brillantes.

También te puede interesar:  ¿Don Vicente Fernández en la marcha del orgullo gay?

Comentarios