El fenómeno hipster ha sido todo un éxito de nuestra década pero ¿ya ha quedado derrocado?

Llevamos prácticamente un año anunciando el surgimiento de una nueva tribu urbana: los yuccies (young urban creatives). Jóvenes urbanos y creativos que forman parte de los millenials, lo que traducido significa que son fruto de la llamada Generación Y, nacida entre la década de los 80 y el año 2000. Una generación que creció con la convicción de que no sólo se merecía ir en pos de sus sueños sino que, además, debía procurar aprovecharse de ellos.

yuccies-2

Expertos consideran que los yuccies son un híbrido entre los yuppies de la década de los 80 y los hipsters. ¿Quieres saber si perteneces a esta tribu?:

1.- ¿Trabajas como escritor, ilustrador, diseñador o algo que requiera de mucha creatividad?

2.- ¿Eres freelance? No tienes jefe, sino clientes.

3.- Consideras a los hipsters una moda más que una subcultura.

4.- No sales de fiesta porque prefieres ahorrar para viajar y conocer otras culturas.

5.- Te encanta experimentar con la comida, conocer nuevos restaurantes e investigar acerca de la gastronomía artesanal.

6.- Andas en bicicleta porque eres consciente del calentamiento global.

7.- No escuchas radio, sino música streaming. Te gusta ir a exposiciones, leer y la mixología.

8.- No compras revistas. Prefieres estar informado vía internet.

9.- Te gusta la cerveza artesanal.

10.- Te interesan los temas políticos mundiales.

11.- Tus finanzas están en óptimas condiciones, aunque no eres millonario.

12.- No te gusta la ropa vintage.

13.- La red social que más te interesa es Instagram.

14.- Tienes una mascota y te interesa la defensa animal.

15.- Te encanta el diseño inmobiliario y los negocios sustentables.

En cuanto a moda se refiere, la principal diferencia estética entre el hipster y el yuccie, es que este último no lleva barba, sino que apuesta por una cara limpia, que le aporta frescura, en total tendencia con un look minimalista. No son partidarios de usar ropa de segunda mano, prefieren looks más sofisticados que customizan imprimiéndoles personalidad. Evitan los tatuajes demasiado visibles, prefieren lentes de sol fabricadas en bambú, y tejidos orgánicos de calidad en prendas y accesorios.

También te puede interesar:  Los 5 vestidos más cómodos

yuccies-3

El termómetro que mide la aceptación de las nuevas tribus urbanas tiene un nombre –las redes sociales- Un ejemplo claro de que esta nueva tribu no ha permeado del todo en nuestra sociedad, en términos de globalización, es que el modelo Joel Alexander, uno de los máximos exponentes del movimiento hipster y del look lumbersexual, publicó su primera foto en Instagram sin vello facial y perdió en cuestión de segundos más de 8 mil followers. El modelo justificaba que su look hipster le estaba haciendo perder campañas publicitarias, ya que la tendencia para esta temporada era jóvenes sin vello facial con un look más prolijo –lo que es totalmente cierto- ¿van moda y realidad siempre de la mano?

yuccies-4

En las principales capitales de la moda, Nueva York y Londres, los jóvenes comienzan a llevar looks con barbas más cortas o caras totalmente afeitadas y una sastrería más sofisticada en términos de calidad y fit. Pero no podemos negar, que las barbas siguen presentes en los streetstyles de fashionistas que han hecho del vello facial su sello de marca.

Firmas como Burberry apuestan esta temporada por un joven yuccie de rostro aniñado, totalmente afeitado, con un aire más sofisticado, lejos de aquel modelo que hacía de la barba su símbolo de virilidad.

yuccies-5

Las tribus urbanas son efímeras por lo que como asesor de imagen siempre recomiendo no perder tu identidad, tu esencia y tu estilo, pues te sentirás disfrazado.

También te puede interesar:  Simplifica tus compras navideñas

Considero que tus objetivos personales y profesionales deben estar lejos de tendencias urbanas, y aunque es fácil encasillar a las personas, encontrar un estilo que se adapte a tu personalidad y lifestyle, concorde con tu morfología de cuerpo y que te sientas cómodo manteniendo en el tiempo, puede ser tu diferenciador hacia el éxito.

Por Carmelo García

Facebook.com/carmelooks

Twitter: @carmelooks

Instagram: carmelooks

@IDIP_MEX

Comentarios
+ posts

Asesor de Imagen, Personal Shopper y Fashion Stylist
¿De dónde soy? Es una de las preguntas que más me cuesta contestar: Nací en Madrid, he vivido en varias capitales europeas y dejé parte de mi corazón en México antes de aventurarme a dar un paso más en mi profesión mudándome a Londres, meca de la moda europea.
Me especializo en el diseño de ruta de compras por las principales capitales europeas: París, Milán y Londres, ¿se puede considerar trabajo? Me considero polivalente, me nutro de mi background como abogado especialista en relaciones públicas y protocolo; y mis conocimientos en imagen para que las personas y empresas logren una imagen coherente con sus metas.
Optimista, constante y responsable son los tres adjetivos que mejor me definen y las principales herramientas que utilizo en mi profesión, que no es mi medio de vida, es mi VIDA!
Disfruto con la satisfacción que a mis clientes les supone proyectar la IMAGEN que realmente es acorde a sus objetivos personales y profesionales porque ello les permite aumentar su autoestima. La pregunta de ¿a qué te dedicas? Sí me es fácil de contestar “logro que las personas y empresas reflejen su mejor versión”.

Artículo anteriorEmbolia pulmonar
Artículo siguienteMurió Paul Gordon, miembro de la banda The B-52s
Asesor de Imagen, Personal Shopper y Fashion Stylist ¿De dónde soy? Es una de las preguntas que más me cuesta contestar: Nací en Madrid, he vivido en varias capitales europeas y dejé parte de mi corazón en México antes de aventurarme a dar un paso más en mi profesión mudándome a Londres, meca de la moda europea. Me especializo en el diseño de ruta de compras por las principales capitales europeas: París, Milán y Londres, ¿se puede considerar trabajo? Me considero polivalente, me nutro de mi background como abogado especialista en relaciones públicas y protocolo; y mis conocimientos en imagen para que las personas y empresas logren una imagen coherente con sus metas. Optimista, constante y responsable son los tres adjetivos que mejor me definen y las principales herramientas que utilizo en mi profesión, que no es mi medio de vida, es mi VIDA! Disfruto con la satisfacción que a mis clientes les supone proyectar la IMAGEN que realmente es acorde a sus objetivos personales y profesionales porque ello les permite aumentar su autoestima. La pregunta de ¿a qué te dedicas? Sí me es fácil de contestar “logro que las personas y empresas reflejen su mejor versión”.