Las plataformas Uber y Rappi anunciaron el viernes reducciones temporales en el cobro de comisiones en entregas de comida a domicilio en México tras la presión de restauranteros, cuyas pérdidas se han recrudecido por un nuevo cierre después de un repunte de contagios de COVID-19 a finales del año pasado.

Los empresarios pidieron esta semana reducir a un 17% desde un 30% las comisiones que cobran la mayoría de las aplicaciones de reparto, mientras dure la máxima alerta epidemiológica, que redujo de nuevo sus operaciones en áreas como la zona metropolitana del Valle de México, donde viven cerca de 25 millones de personas.

Uber Eats anunció el viernes que implementará a partir del 1 de febrero reducciones del 17%, 19% y 22% de manera escalonada y hasta el 25 de abril en zonas de máxima alerta epidemiológica, o semáforo rojo.

También te puede interesar:  Esteban Moctezuma aún no termina la licenciatura en Derecho

Añadió que los nuevos restaurantes no pagarán cuota de activación y aquellos que tengan hasta dos sucursales se les cargará un 15% de comisión durante los primeros 30 días.

Por su parte, Rappi anunció que eliminó temporalmente las comisiones para nuevos restaurantes en su plataforma y dijo que en los próximos meses bajará las tarifas a quienes ya tienen un contrato vigente, además de lanzar un programa de créditos para restauranteros.

Uber y Rappi se suman de esta forma a DiDi Foods, que lanzó esta semana un plan para que restauranteros registrados en su plataforma puedan reducir la comisión que pagan al 22% desde el 30% habitual o recibir financiamiento directo de DiDi, entre otras cosas.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Esto te costaría un Uber al aeropuerto de Texcoco y a Santa Lucía