Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, renunció a su derecho a declarar durante su audiencia ante el Juez David Horan, celebrada este martes en la Corte Federal de Dallas, Texas, a donde acudió vestido con un traje de reo color naranja, y esposado de pies y manos.

De acuerdo con la periodista Wendy Selene Pérez, el ex funcionario acusado de tres cargos de asociación ilícita para el tráfico de cocaína y de falso testimonio no se opuso a su traslado a Nueva York, por lo que sigue bajo custodia.

A través de su cuenta de Twitter, narró que en la audiencia, que duró alrededor de 10 minutos, estuvo presente su esposa y sus dos hijos, a quienes volteó a ver al finalizar su encuentro con la justicia estadounidense.

También te puede interesar:  ¡Ya apareció el cuerpo de José José! Esta es la funeraria en que se encuentra

García Luna volteó hacia ellos y con la palma izquierda de la mano se golpeó el pecho y les sonrió. La esposa dijo que no ha hablado con él desde su detención”, detalló la reportera.

García Luna enfrenta tres cargos de conspiración para tráfico de cocaína así como por falsas declaraciones. Antes ya había renunciado a la audiencia para certificar su identidad, recordaron medios locales.

También te puede interesar:  Elena Poniatowska denuncia que Juan José Arreola abusó de ella

El derecho a fianza le fue negado luego de que los funcionarios judiciales estadunidenses encargados del caso, alegaron ante el juez que representaba un peligro de fuga por la posible protección de funcionarios, exfuncionarios y miembros del cartel de Sinaloa.

El juez David Horan en vista de la evidencia rechazó darle la libertad bajo fianza y ordenó que siga en prisión hasta su traslado a la corte del distrito este de Brooklyn.

Esa corte es la misma donde se enjuició a Joaquín “El Chapo” Guzmán este mismo año, fue encontrado culpable y condenado a cadena perpetua.

Será el juez Brian Cogan, quien llevó el juicio contra Guzmán, el que ahora se haga cargo de este proceso.

Con información de Notimex y AP

Comentarios