Una multitud mató a alrededor de 300 cocodrilos en un criadero de Sorong, Indonesia, como venganza por la muerte de un hombre de su comunidad. El hombre de 48 años, entró accidentalmente al sitio donde tenían a los animales en cautiverio en busca de hierba para sus vacas.

De acuerdo con protección animal, uno de los cocodrilos lo mordió en la pierna y posteriormente le dio un fuerte golpe con la cola provocandole una herida que lo llevó a la muerte. Los miembros de la familia del fallecido y otros habitantes de Sorong, se quejaron con la policía por la presencia de este criadero en una zona residencial.

También te puede interesar:  Trump planea poner fin a ciudadanía por nacimiento

La policía, informó al propietario del criadero estaría dispuesto a pagar una indemnización a la familia de la víctima; sin embargo, esto no calmó a la población e irrumpieron en el recinto y armados con cuchillos, machetes y palas les quitaron la vida a cerca de 300 personas.

También te puede interesar:  Incendio en California deja al menos 31 muertos

De acuerdo con el informe, la mayoría de las crías y varios adultos que alcanzaban hasta los dos metros de largo, por poco terminan con el total de los reptiles que se encontraban en el criadero.

Cabe destacar que la policía y los miembros de la agencia de protección animal intentaron intervenir pero no pudieron detener a los atacantes, ya que eran demasiados.

Con información de ElBigData

Comentarios