Un británico de 33 años murió en Turquía, luego de que viajó a dicho destino para realizarse un tratamiento dental de blanqueamiento. Richard Molloy era procedente de Belfast y era DJ, viajó acompañado de dos amigos, quienes también recibieron el tratamiento y se encuentran en estado grave, tras salir del coma.

De acuerdo con los primeros informes médicos el hombre fue hallado en un apartamento de Marmaris donde se alojaba junto a sus dos amigos, a quienes se hallo inconscientes.

Las investigaciones actuales no demuestran la certeza de que el fallecimiento fuera causado por el tratamiento que recibió. Sin embargo, medios como el diario británico The Guardian apuntan a la posibilidad de que la tragedia se hubiera desencadenado por los medicamentos que tomaron los tres británicos por el tratamiento que recibieron.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Trump cancela su reunión con Putin en el G-20