Valentino SpA fue demandado el viernes por 207,1 millones de dólares por el propietario de una tienda de la Quinta Avenida de Manhattan, que dijo que la compañía de moda italiana no tenía derecho a romper su contrato de arrendamiento y dejar el negocio en mal estado.

La demanda siguió a la desestimación de un juez el 27 de enero de la propia demanda de Valentino que buscaba anular su contrato de arrendamiento de 16 años porque la pandemia de coronavirus había hecho imposible operar la tienda, ubicada a dos cuadras al sur de la Trump Tower.

Según el propietario, 693 Fifth Owner LLC, Valentino debe abonar el alquiler adeudado hasta la fecha de expiración en julio de 2029, a pesar de haber dejado la tienda en diciembre.

También te puede interesar:  Trump amenaza con cortar ayuda a Honduras por caravana de migrantes

Valentino también debe pagar 12,9 millones de dólares para reparar los daños del local, incluidos los paneles de mármol de terrazo veneciano ahora lastimados con pintura y agujeros, dijo el propietario.

Ni Valentino ni sus abogados respondieron inmediatamente a pedidos de comentarios. La demanda se presentó en la Corte Suprema de Manhattan, una corte del estado de Nueva York.

Al tratar de poner fin a su contrato de arrendamiento, Valentino dijo que la pandemia lo dejó incapacitado de operar la tienda «de acuerdo con la reputación de lujo, prestigio y de alta calidad» de su vecindario.

También te puede interesar:  Bill Gates se retira de la junta directiva de Microsoft

Pero al desestimar la demanda de Valentino, el juez Andrew Borrok dijo que el contrato de arrendamiento le otorgaba al propietario amplias protecciones contra la falta de pago del alquiler.

«El hecho de que la pandemia de COVID-19 no haya sido enumerada específicamente por las partes no cambia el resultado», escribió.

Valentino está apelando la decisión de Borrok. 

Información de Reuters

Comentarios
+ posts