El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, propuso el viernes convertir a la petrolera estatal PDVSA en una segura proveedora de gas a México ante los problemas de suministro desde Texas.

Mientras tanto, este viernes, México comenzó a descargar el primero de al menos cuatro cargamentos de gas natural licuado (GNL) comprados de emergencia para aliviar la escasez de gas y los cortes de energía, tras la ola de frío que afectó el suministro por ductos desde el sur de Estados Unidos (EU).

El buque cisterna Flex Courageous con bandera de Islas Marshall, cargado con GNL estadounidense, atracó el viernes en la terminal de Manzanillo, en la costa del Pacífico, según datos de Refinitiv Eikon.

Así, los cargamentos de GNL llegan mientras EU aumenta la exportación de gas natural a México a través de gasoductos, pese a una orden ejecutiva emitida esta semana por parte del gobernador de Texas, Greg Abbott, que prohibió el suministro de gas fuera del estado hasta el domingo.

También te puede interesar:  Ford cerraría plantas en EU por falta de motores hechos en México

El presidente Andrés Manuel López Obrador estimó que «pronto» se regularizará el suministro de gas y el sector industrial podrá reanudar operaciones normales, poniendo fin a paros que muchas empresas se han visto forzadas a realizar ante la falta del combustible.

También te puede interesar:  Muere Rivera Sánchez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México

México tiene poca capacidad para almacenar gas natural pese a que su generación eléctrica depende mayoritariamente de ese combustible. Actualmente tiene 24 contratos activos para comprar gas natural a proveedores estadounidenses, la mayoría de ellos procedentes de Texas, según la estatal eléctrica CFE.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts