Alan Maloney, árbitro de lucha grecorromana, protagonizó una escena muy polémica el día que decidió cortarle las rastas a un adolescente negro, como condición para que pudiera participar en un asalto a finales de 2018 la ciudad norteamericana de Nueva Jersey.

Ahora, ha sido suspendido durante dos años, tras una larga disputa entre la División de los Derechos Civiles y la Asociación interescolar de Atletismo de Nueva Jersey, informó el diario El País.

También te puede interesar:  29 de septiembre 2020…

«La discriminación racial en la aplicación de las reglas de cualquier deporte es incompatible con el espíritu del juego limpio», afirmó en un comunicado el fiscal general de Nueva Jersey, Gurbir Grewal.

Haz click aquí para ver el video

Con información de El País

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Inaugura Jefe de Gobierno Juegos del Deporte Adaptado de CDMX 2016