El futbolista Íker Casillas fue dado de alta médica en el hospital CUF Porto este lunes, después de cinco días ingresado por haber sufrido un infarto de miocardio agudo al final del entrenamiento del FC Oporto el pasado 1 de mayo.

«Hay que estar agradecido porque he tenido mucha suerte. Hay que sacar una sonrisa en estos momentos. Me emociono por tantas muestras de cariño», explicó Casillas a la puerta de la clínica.

También te puede interesar:  Blatter suspendido de la FIFA 8 años

Asimismo, el portero expresó su agradecimiento «a los médicos y a las miles de muestras que he recibido en las redes sociales y en el ámbito del fútbol».

«Estoy bien, un poco emocionado, pero lo puedo contar y lo podéis ver», comentó.

El exjugador del Real Madrid por 16 temporadas y ex capitán de la Selección de España que conquistó la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, así como dos Eurocopas en 2008 y 2012, está bajo supervisión médica y su futuro profesional en duda, aunque según los últimos reportes se encuentra estable y su vida fuera de peligro.

Comentarios