Niña casi se ahoga comiendo nuggets, ¡traía un cubreboca dentro!

Recientes

¿El cambio climático provoca más turbulencias en los vuelos?

Las turbulencias de aire despejado (TAD) originadas por el calentamiento global representan un desafío para la aviación moderna debido a que no pueden ser de...

António Guterres condena ataque israelí en Gaza

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado enérgicamente el ataque israelí sobre el campo de desplazados de Rafah, ubicado al s...

Jóvenes usan lonas de candidatos ¡para hacer casitas para perritos!

"¡Dale un hogar digno a tu peludo, cuida el planeta y deja bonita la ciudad!", esa podría ser la frase del grupo de jóvenes cracks se pusieron las pilas y tu...

Vínculo indisoluble entre maternidad, trabajos domésticos y de cuidados

En la actualidad ser madre tiene distintas implicaciones a las del pasado, ya que había un solo modelo de maternidad y se esperaba que tuvieran hijos y fuera...

«¡Si algo me sucede, es culpa de la serie!», dice Brenda Bezares

Ayer les comentamos que Mario Bezares y su esposa, Brenda, se lanzaron con todo en contra de Amazon Prime y lanzaron un ultimátum contra la famosa plataforma...

Compartir

«Mi hijita empezó a ahogarse y le metí los dedos en la garganta para retirar lo que había tragado, pero lo que saqué fue comida masticada junto con algo azul», dijo Laura Arber, de 32 años, quien fue con sus hijos a comer a un restaurante de comida rápida en North Lane en Aldershot y al llegar a casa se encontró con el terror dentro de un nugget.

La mamá confiada sirvió la comida a cada uno de sus niños, cuando de pronto, vio que una de sus pequeñas comenzó a ahogarse: «Mi pequeña hija empezó a asfixiarse y le metí los dedos en la garganta ¡mi bebé estaba azul!, ¡Pensé, ¿qué diablos es esto ?! Ni siquiera pensé que podría ser el nugget de pollo, pero miré en la caja y todo lo que podía ver era esa cosa de tela azul saliendo de un nugget», dijo la mamá a un medio local.

También te puede interesar:  "El COVID-19 fue creado en un laboratorio": afirma Nobel de Medicina

Molesta, y con justa razón, Laura Arber subió un vido y una foto con lo sucedido y posteó:

«El cubrebocas estaba mezclado con el pollo (…) Como si fuera parte de la masa. A todas luces se trata de un cubrebocas. Puedes ver la tela compactada y hasta una costura».

También te puede interesar:  ¡Todos a firmar contra las peleas de perros! #NoMásPeleasDePerros en México

Caray, más cuidado señores restauranteros ¿se imaginan que la niña hubiera estado sola comiendo?

Ahora sí que como dijera aquel célebre narrador de lucha libre Arturo «El Rudo» Rivera: ¡Guácala de pollo!

Comentarios