¿Cómo saber si la miel que consumes es natural o está adulterada?

Recientes

Emergencia ambiental: Contaminación del agua se extiende en CDMX

En un alarmante desarrollo, se ha informado sobre la expansión del área afectada por la contaminación del agua en la CDMX. De acuerdo con reportes de vecinos...

Vecinos y candidatos denuncian a coordinador de SACMEX

Vecinos y candidatos de Movimiento Ciudadano en Benito Juárez han presentado una contundente denuncia penal contra el coordinador del SACMEX, Rafael Bernardo...

Nuevo derrame de crudo en Sonda de Campeche después de accidente en Akal B

Organizaciones ambientalistas han alertado sobre un nuevo derrame de crudo en la Sonda de Campeche, apenas días después del impactante incendio y explosión e...

Mexicanos aseguran su lugar a los Juegos Mundiales 2025

En una brillante actuación en el Campeonato Panamericano de tiro con arco, Dafne Quintero García y Sebastián García Flores, representantes mexicanos, asegura...

Fallece la reina del cine fantástico: Lorena Velázquez

La icónica actriz mexicana, Lorena Velázquez, conocida como la "Reina del Cine Fantástico", falleció este jueves a los 86 años de edad. Con más de 180 pelícu...

Compartir

La miel, ese delicioso alimento hecho por unos animalitos trabajadores, llamadas abejas, que son más importantes de lo que nos imaginamos.

“Las abejas son de total importancia para el mundo, ya que de ellas depende el 60% de polinización mundial, el otro 40% lo polinizan otros insectos, pájaros, inclusive corrientes de aire, sin embargo, sin las abejas, en un aproximado de 5 años el planeta se quedaría sin vida”, afirma el Mtro. Luis Raúl García, especialista en abejas y docente de la Facultad de Zootecnia y Ecología de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Pero también de nuestra seguridad alimentaria: a nivel mundial, una tercera parte de los alimentos dependen de las abejas, así como un 90% de las plantas silvestres con flor, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO).

Tenemos que tener en cuenta que la miel también tiene una fecha de consumo preferente, pero no de caducidad, por lo que la miel no caduca. No obstante, se aconseja consumirla, preferentemente, antes de los 2 años desde su cosecha, para obtener de ella todas sus propiedades y seguir consumiendo una miel de calidad

Así que el producto que elaboran debe de ser tomado con mucha seriedad, sobre todo que necesitamos saber si la miel que consumimos o compramos es natural o está adulterada.

Ahora, que para saber la calidad de la miel, el portal de ‘UNAM Global Explica’ sobre el tema de la adulteración de la miel y como identificarla:

Existen diversos mitos acerca de cómo reconocer la miel pura de aquella que ha sido adulterada. De hecho, la gente se ha inventado diversas historias como aquella que enuncia que cuando se cristaliza no es buena o ya se echó a perder.

También te puede interesar:  ¡No son veganos! Brócoli, pepinos, lechuga, aguacates, almendras, kiwi, calabaza, melón y la miel

Otro ejemplo es que si se tiene un frasco con este producto y se voltea, si la burbuja se va despacio es miel pura y si se va rápido está adulterada.

Se cree que si se coloca la miel en un plato y se mete al microondas si se endurece es pura, pero si queda líquida no es buena. Incluso se ha pensado que por su color puede no ser buena.

De acuerdo con Ángel López Ramírez, académico de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, estos mitos están muy alejados de la realidad. Ninguna de esas pruebas funciona para saber si el producto está adulterado. El color, el sabor y el aroma de la miel está determinado por el tipo de flor que visiten las abejas.

El académico adscrito al departamento de Medicina y Zootecnia de Abejas, Conejos y Organismos Acuáticos, detalló para UNAM Global que la única forma de reconocer un producto de calidad es a través de estudios de laboratorio especializados.

Expresó que la mejor forma de reconocer la miel es aquella que se cristaliza, ya sea a la semana o después de varios meses. Lo anterior depende del origen de la miel y la temperatura del medio ambiente.

Por cierto que la PROFECO, sacó un estudio sobre miel y estas son sus recomendaciones:

La Profeco aconseja que la forma más sencilla de detectar miel adulterada es revisar la etiqueta. Si esta lista cualquier otro ingrediente que no sea la miel pura, es un indicio claro de adulteración. Además, la miel no tiene fecha de caducidad, por lo que si ves tal indicación en la etiqueta, es una señal de alerta.

También te puede interesar:  Papá azota al hijo por llegar borracho, lo exhibe en redes ¡Y lo obligan a que se disculpe!

Por su parte, el portal de ‘Abejas en la agricultura’ comparte unos sencillos trucos que pueden ser útiles para saber si la miel que has comprado es pura o si ha sido adulterada de alguna manera o tiene un alto contenido de humedad:

* Toma una cucharadita de miel y colócala dentro de un vaso con agua. Si se disuelve, no es pura. La miel pura debe quedarse toda junta, como un sólido, cuando se sumerge en agua.

* Mezcla un poco de miel con agua y sobre esta solución coloca cuatro o cinco gotas de esencia de vinagre. Si observas que se forma espuma, la miel puede estar adulterada con yeso.

*Con una cuchara toma una porción de miel y colócala boca abajo. Las mieles que están muy húmedas caerán rápidamente. Las maduras (de buena calidad) se quedan en la cuchara o caen muy lentamente.

* Enciende un fósforo e intenta quemar un poco de miel. Si ves que se enciende y se quema, es pura. La impura o de poca calidad contiene agua y esta impide que arda.

* Si tienes yodo en casa, toma un poco de miel, mézclala con agua y agrégale unas gotas de yodo. Si la solución queda de color azul, se trata de miel adulterada con harina o almidón.

* Sumerge un trozo de pan viejo y duro en miel. Si al cabo de 10 minutos el pan continúa endurecido, verificarán que es pura. Si hay mucha agua en la miel, el pan se ablandará.

Por cierto, desde hace años existe una ‘batalla’ de los apicultores contra la miel adulterada:

Comentarios