Sin sueldo e incluso pagando derecho de piso por laborar, así es como trabajan algunos despachadores de las estaciones de servicio que surten combustible en la Ciudad de México.

Las cuotas oscilan entre 260 pesos y 400 pesos diarios. Una empleada de una gasolinera Repsol, debe pagar 260 pesos al día por laborar siete horas en alguna de las bombas. Este monto es equivalente a cerca del 50% de los ingresos obtenidos diario, aseguró la entrevistada.

También te puede interesar:  Suspende Gobierno de la CDMX ocho establecimientos por venta irregular de autopartes y vehículos

Pagamos entre 300 y 400 pesos todos los días”, contó otro despachador de la marca G500, ubicada al sur de la Ciudad de México, que pidió no ser citado por su nombre.

Cerca del 90% de los 12 mil despachadores de gasolina de la Ciudad de México tampoco cuentan con un salario base y sus ingresos dependen de los automovilistas, según cálculos del Sindicato de Trabajadores de Casas Comerciales, Oficinas y Expendios, Similares y Conexos de la Ciudad de México (STRACC).

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Moneros