Bajo hermetismo pero lleno de glamour y estrellas del mundo futbolístico, Lionel Messi y Antonella Rocusso, se casaron en Rosario, la ciudad natal del astro del fútbol mundial.

Cientos de periodístas hicieron guardia en la alfombra roja casino hotel City Center para retratar de cerca la entrada de la pareja y las celebridades al recinto. Tanto Lionel como Antonella se mostraron ante la prensa con mucha alegría. Messi, con un estilo sobrio, de traje negro, camisa blanca y corbata gris, con una flor blanca como detalle. Antonella, con un elegante vestido sirena blanco y un elaborado encaje en la espalda.

También fueron retratados con sus esposas Cesc Fábregas, Xavi Hernández, Carles Puyol, Sergio Busquets, Luis Suárez, Jordi Alba y Samuel Eto’o y los albicelestes Sergio Agüero, Maxi Rodríguez, Ever Banega, Fernando Gago, Angel Di María, Sergio Romero, Lucas Biglia, Mariano Andújar, Javier Mascherano y Ezequiel Lavezzi.

También te puede interesar:  Deuda pública llega a máximo histórico

Los únicos que hablaron con los medios, aunque de forma muy escueta, fueron Jorge, Celia y María Sol Messi, quienes dijeron estar emocionados por la fiesta. «Es el partido más importante de Lionel», señaló su padre.

La privacidad y hermetismo comenzó días atrás, con la llegada de los invitados a la ciudad de Rosario. La pareja más esperada, la cantante colombiana Shakira y Gerard Piqué, llegaron pocas horas antes del evento, en un vuelo privado que aterrizó en un aeropuerto cercano a la ciudad.

Casi en simultáneo arribó al mismo lugar otra de las estrellas invitadas, el crack brasileño Neymar junto al lateral Dani Alves, quien semanas atrás se deshizo en elogios hacia Messi.

El evento tuvo un tono sobrio en casi todos los detalles, los invitados salieron del evento con un souvenir los souvenirs que se trató de una sencilla caja con un vino malbec argentino 2014 con su correspondiente descorchador y un pote de dulce de leche, postre favorito de la pulga.

También te puede interesar:  CFE aumenta tarifas en julio

El menú también se realizó en base a productos argentinos como lomo asado, cazuela de mollejas y chorizo bombón, regado de los mejores vinos del país continuaron con el raid carnívoro que fue deleite de los invitados durante las últimas 72 horas. Se instaló también había una estación de sushi.

La pareja vivirá sus primeros días de casados en una finca que tiene la familia Messi en la localidad de Arroyo Seco, a 40 kilómetros al sur de Rosario, en la ruta que va hacia Buenos Aires.

Con información de El País

Comentarios