Esto es lo que NO debes hacer cuando visitas a un recién nacido

3859

La llegada de un bebé es un momento de gran alegría tanto para la mamá como para aquellos que le aprecian. Sin embargo, es mejor tener mucho cuidado de no actuar de forma inoportuna si estás planeando visitar por primera vez al recién nacido. 

Te compartimos algunas recomendaciones para cuidar la salud del bebé y de su mamá.

Planear la visita

Una mujer que recién acaba de dar a luz se encuentra en reposo después de un periodo largo de cambios físicos y emocionales. Aunque la llegada del bebé cause alegría, es mejor pedir permiso y planear la visita para no causar incomodidad o molestia a la familia.

No toques las manos del recién nacido

Nuestro organismo está lleno de bacterias acumuladas a lo largo del día, aunque pensemos que un poco de agua y jabón es suficiente para eliminar estos peligrosos agentes, debemos recordar que los bebés son muy delicados y se enferman con facilidad.

Por ello es recomendable que no toques ni la cara ni las manos del bebé, pues un simple beso es suficiente para contagiar algún virus.

También te puede interesar:  Senadores donarán dos días de dieta a afectados

No des consejos si la mamá no los pide

Es muy común que las mamás primerizas escuchen un sinfín de consejos de parte de las mamás más experimentadas. Aunque sea con buena intención no siempre se pueden tomar de buena manera pues cada persona tiene experiencias diferentes.

Evitar hacer demasiado hincapié en lo que debería o no hacer la mamá para cuidar al recién nacido, es lo más correcto. Es mejor esperar a que te pidan directamente el consejo.

No perturbes el reposo del bebé

Recuerda que los recién nacidos tardan en adaptarse al exterior; los ruidos muy fuertes o incluso que se le mueva de su cuna es una forma de estresarlo y puede provocar molestia en la mamá, especialmente si ella también está cansada y desea reposar al igual que su bebé.

También te puede interesar:  OMS convoca comité de emergencia por Zika

No lo visites si estás enferma

Un leve resfriado puede ser suficiente para que el bebé se enferme de gravedad, ya que su sistema inmunológico es menos fuerte que el de una persona grande. Lo mejor es que esperes a estar mejor de salud o si no puedes postergar el encuentro deberás usar un cubrebocas y desinfectante en las manos.

No tomes fotografías sin permiso

Esto es muy común durante los partos. Recuerda que la mamá está en un momento muy delicado y requiere la mayor privacidad posible. Aunque no puedas resistir el impulso de fotografiar al bebé, deberás esperar hasta ambos estén instalados en casa.

No uses perfume o productos con fragancia

La piel de un recién nacido es muy delicada,  el contacto con cualquier fragancia o cosmético puede desencadenar una reacción alérgica desagradable. Recomendamos no usar ningún producto de este tipo cuando se visita a un recién nacido.

Con información de SoyCarmín

Comentarios