El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que despidió al secretario de Defensa, Mark Esper, en lo que parece un ajuste de cuentas dentro del Gobierno tras la derrota en su búsqueda de un segundo mandato en la Casa Blanca.

Trump se había enfrentado a Esper por muchos temas y estaba particularmente enojado por la oposición pública del funcionario a sus amenazas de usar las fuerzas militares en servicio activo para reprimir las protestas callejeras por la muerte de George Floyd a manos de la policía en Mineápolis.

También te puede interesar:  Alerta en Europa por posible "doble pandemia"

Trump dijo en Twitter que Christopher Miller, director del Centro Nacional de Contraterrorismo, se convertirá en secretario de Defensa interino. Es muy poco probable que el Senado confirme a un nuevo nominado antes de que el republicano deje el cargo en enero.

Varias fuentes dijeron que Esper se había estado preparando para renunciar o ser destituido tras las elecciones de la semana pasada, particularmente si Trump lograba un segundo mandato.

También te puede interesar:  AMLO: No somos la piñata de nadie

El mandatario se ha negado rotundamente a reconocer su derrota electoral.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts