Recientemente se dio a conocer que tras la prematura muerte de la reina Isabel II hace apenas unos días, el verdadero testamento de la familia real no puede hacerse público debido a protocolos de la realeza.

Sin embargo, de alguna manera se ha filtrado a los medios que el nuevo príncipe de Gales, duque de Cambridge y 25 conde de Cornualles, mejor conocido como el príncipe William, acaba de heredar de su padre la propiedad privada del condado de Cornualles valuada en alrededor de mil millones de dólares.

También te puede interesar:  Le explotó un cigarro electrónico en el bolsillo y casi pierde los testículos

En ese sentido, se sabe que la fortuna de la difunta reina Isabel II sumaba un estimado de 500 millones de dólares en conjunto con las joyas de la corona, sus finas obras de arte, terrenos, negocios y más. No obstante, esta propiedad tiene un valor tanto histórico como monetario muy especial, debido a que fue creada en 1337 por el monarca Eduardo III.

Por lo tanto, tanto el rey Carlos III como el príncipe William heredaron en su mayor parte la fortuna de la familia real con alrededor de 21 mil millones de dólares.

Comentarios
Elisa Acevedo
+ posts
También te puede interesar:  Julian Assange podría morir en prisión alertan médicos