El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pagó apenas 750 dólares de impuestos a la renta en 2016 y 2017, tras años de reportar fuertes pérdidas en sus negocios que compensaron sus cientos de millones de dólares en ganancias, reportó The New York Times el domingo, citando datos de declaraciones fiscales.

En un reporte calificado por Trump como una «noticia falsa», el diario dijo que el presidente republicano tampoco pagó impuestos federales a la renta en 10 de los 15 años previos a 2017, pese a recibir 427,4 millones de dólares hasta 2018 por su programa de televisión y otros acuerdos de promoción y licencia.

La revelación de información fiscal anteriormente privada se conoció a poco más de un mes de la elección del 3 de noviembre entre Trump y el demócrata Joe Biden. Los demócratas acusaron con rapidez al mandatario de ser un evasor de impuestos y sembraron dudas sobre su cuidadosamente confeccionada imagen de avezado empresario.

El líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió por Twitter a sus compatriotas que levanten la mano si pagan más en impuestos federales que Trump.

Tras calificar la información como una «noticia falsa total» en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump se refirió de nuevo a una auditoría en marcha como la razón por la cual no hace públicas sus declaraciones.

En un comunicado al Times, Alan Garten, un abogado de la Organización Trump, dijo que el mandatario pagó millones de dólares de impuestos personales en la última década, sin valorar el informe específico sobre la declaración de la renta.

La persistente negativa de Trump a hacer públicos sus impuestos le ha alejado de la práctica tradicional de los candidatos presidenciales. En la actualidad está inmerso en una batalla legal con fiscales de Nueva York y congresistas demócratas que quieren obtener sus declaraciones.

También te puede interesar:  Victoria de Trump ha costado a México inversiones por cuatro mil 427 mdd

Con anterioridad ya había dicho que prefería minimizar su cuenta fiscal, asegurando en un debate presidencial en 2016 que eso le convertía en «inteligente».

El diario reportó que Trump minimizó su declaración de impuestos reportando fuertes pérdidas en su imperio empresarial. Según indicó, el mandatario presentó 47,4 millones de dólares en pérdidas en 2018, pese a reportar ganancias de al menos 434,9 millones de dólares en un informe financiero este año.

El periódico destacó que los documentos solo reflejan lo que Trump dijo al gobierno sobre sus negocios, pero no revelan su verdadera riqueza. The Times dijo que obtuvo los datos cubriendo más de dos décadas de Trump y las compañías de su organización empresarial. No consiguió información sobre sus declaraciones personales de 2018 o 2019.

Indicó también que Trump está inmerso en una auditoría que dura ya una década con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) sobre una devolución de 72,9 millones de dólares que solicitó tras declarar grandes pérdidas. Si el IRS dictamina en su contra, podría tener que pagar más de 100 millones de dólares, según el diario.

También te puede interesar:  Trump echa a Steve Bannon de su equipo

Por us parte, el presidente dijo que pagó «muchos millones de dólares en impuestos» y que tiene más activos que pasivos, pero no ofreció evidencia ni se comprometió a entregar algún documento financiero.

«Pagué muchos millones de dólares en impuestos pero tenía derecho, como todo el mundo, a créditos tributarios y por depreciación», escribió en su cuenta de Twitter.

«Estoy muy desapalancado. Tengo muy poca deuda en relación con el valor de los activos».

El presidente republicano, que se enfrentará al demócrata Joe Biden el martes por la noche en un primer debate, dijo que tenía «activos extraordinarios» y se jactó de una declaración financiera «muy IMPRESIONANTE».

Comentarios