Cerca de 1.600 personas fueron grabadas en secreto en habitaciones de hoteles en Corea del Sur, y sus imágenes fueron transmitidas en vivo en línea para clientes de una web pornográfica que pagaban por verlas, según anunció la policía, informó el portal The Korea Herald.

Dos hombres fueron arrestados y otra pareja está siendo investigada en relación con el escándalo, que involucró 42 habitaciones en 30 hoteles en 10 ciudades de todo el país. La policía señaló que no había indicios de que los hoteles fueran cómplices en el plan.

Las cámaras estaban ocultas dentro de las cajas de TV digital, enchufes de pared y soportes para el secador de pelo y las imágenes se transmitieron en línea, dijo el Departamento de Investigación Cibernética de la Agencia Nacional de Policía en un comunicado.

También te puede interesar:  Primeras planas internacionales del sábado

El sitio tenía más de 4.000 miembros, 97 de los cuales pagaron una tarifa mensual de 44,95 dólares para acceder a funciones adicionales, como la capacidad de reproducir ciertas transmisiones en vivo. Entre noviembre de 2018 y este mes, dijo la policía, el servicio generó más de 6.000 dólares.

Hubo un caso similar en el pasado en el que se instalaron cámaras ilegales en (hoteles) y se observaron de manera sistemática y secreta, pero esta es la primera vez que la policía capturó una red que transmitía en vivo los videos por Internet”, anunció la policía.

También te puede interesar:  Estados Unidos realiza elecciones intermedias

Corea del Sur tiene un grave problema con las cámaras espía y la filmación ilícita. En 2017, se denunciaron a la policía más de 6.400 casos de filmación ilegal frente a los 2.400 casos de 2012. El año pasado, decenas de miles de mujeres salieron a las calles de Seúl y otras ciudades para protestar contra la práctica y demandar acción bajo el lema “Mi vida no es tu porno”.

Comentarios