El Gobierno francés está dispuesto a hacer obligatoria la vacunación contra el COVID-19 para los trabajadores de la salud, según informó BFM TV el lunes, antes de un discurso televisado a la nación por el presidente Emmanuel Macron.

Francia tiene un consolidado movimiento contra las vacunas, pero las autoridades habían confiado en convencer a un número suficiente de personas, incluido el personal médico, para que se vacunaran voluntariamente y frenaran la propagación del virus.

Sin embargo, la ralentización de las tasas de vacunación a medida que se acercan las vacaciones de verano y el fuerte aumento de las nuevas infecciones debido a la variante delta, que ahora es dominante, han obligado al Gobierno a reconsiderar su postura.

También te puede interesar:  Monos roban muestras de sangre con coronavirus

BFM TV también informó de que Macron diría que el certificado requerido para asistir a eventos a gran escala o para ir a discotecas ahora se exigirá para algunos otros eventos, dando un incentivo más para que la gente se vacune.

También te puede interesar:  Mueren cuatro pasajeros de crucero

Francia ha pasado de una media de más de 400.000 primeras inyecciones al día a finales de mayo a unas 165.000 diarias.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts