Michael Packard es un pescador de langostas de Massachusetts, Estados Unidos (EU), quien recientemente fue ‘escupido’ por una ballena jorobada y sano y salvo pudo contar su peculiar aventura de permanecer dentro de un cetáceo.

«Buceaba para buscar langostas cuando una ballena jorobada intentó comerme. Estuve dentro de su boca cerrada durante 30 a 40 segundos, antes de que emergiera a la superficie y me escupiera. Tengo moretones por todos lados, pero ningún hueso roto. Agradezco a los salvavidas de Provincetown por sus cuidados y ayuda», expresó Packard.

De acuerdo con reportes locales, se cuenta con al menos un testigo confiable: Josiah Mayo, quien lo acompañaba en esta pesca y contó que vio a su compañero siendo eyectado por la ballena en el océano, por lo que llamó a los salvavidas.

Jooke Robbins, directora de estudios de las ballenas jorobadas en esa institución, señalo que si bien nunca había escuchado hablar de un accidente similar, le parece posible que el pescador haya vivido esto, ya que cuando estas ballenas buscan comida, «se lanzan con la boca abierta, tragan peces y agua muy rápidamente, y luego rechazan el agua a través de sus barbas», que actúan como un filtro.

También te puede interesar:  No habrá inmunidad de rebaño: científico que contrajo 2 veces COVID-19

Con información de AFP y BBC

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Soy un "presidente en tiempos de guerra", dice Trump