El gasto educativo ha caído en los últimos 8 años y se distribuye inequitativamente al priorizar las ciudades sobre el campo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Evaluación Educativa.
El gasto programable era de 25% en 2008, en 2016 será de 6%; el gasto neto era de 16.4% hace 8 años y en 2016 será de 3.5% y las metas de los programas no se modifican a pesar de la disminución de recursos.
Dice también que el gasto en educación tiene una tendencia a la baja. «Es inercial, inequitativa y excluyente; se concentra en el medio urbano y no en el campo«.
El INEE revela que el 80% de los programas de la SEP son inerciales, por lo que presentan bajo nivel de desempeño.
El indicador de calidad en la fórmula distributiva fue eliminado y el resultado es una asignación inequitativa de recursos sin que estos contribuyan a cerrar las brechas de desigualdad entre las entidades, indica el reporte.
Con información de Reforma

 

Comentarios
+ posts

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

También te puede interesar:  Nuevos autobuses ambientales en ruta Chapultepec-Valle Dorado

¿Ya nos conoces?

También te puede interesar:  SEP digitalizará libros de texto