¿Qué le pasa a tu cerebro si dejas Facebook? Checa lo que ocurre

149

Un nuevo estudio de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, decidió analizar qué le pasa al cerebro de un usuario cuando deja de visitar Facebook.

Para esto, escogieron personas que pasan mínimo quince minutos a diario en la red social, hasta personas de uso pesado con dos a tres horas diarias en ella.

Aproximadamente, participaron 3.000 usuarios de Facebook, mayores de 18 años. Para esto tuvieron que responder cuestionarios sobre sus rutinas diarias, ideologías políticas y estado mental.

Después, la mitad de estos usuarios, escogidos al azar, tuvieron que desactivar sus cuentas de Facebook por un mes a cambio 100 dólares. La cantidad de dinero acordado fue importante también, pues demostró que otros estudios hechos no estaban lejos de la realidad.

¿Qué ocurrió?

Las personas escogidas mantuvieron contacto con los investigadores, quienes les preguntaban sobre su humor del día y Facebook. Solo el 1% de los usuarios escogidos logró mantenerse sin abrir de nuevo la red social.

También te puede interesar:  Alarmante resultado de acoso sexual

Algunos participantes aseguraron que extrañaban la conexión que trae la red social, no solo con familiares sino con hechos y momentos actuales. Al terminar el mes, llenaron otros formularios para ver su estado mental, conocimientos de actualidad política y sus actividades cotidianas tanto en línea como fuera de línea.

En los resultados se lee: “Los aumentos en el bienestar general son pequeños pero muy significativos”. ¿A qué se refiere con esto? A que la gente fuera del mundo de Facebook aseguraba estar más feliz, más satisfecha con su vida y con menos depresión y ansiedad.Asimismo asegura que este “alejamiento” es el equivalente de lo que la terapia psicológica podría hacer. O al menos un 25 o 40 por ciento.

En cuanto a conocimientos de actualidad política, no hubo cambios evidentes. En el test, algunos participantes obtuvieron un puntaje más bajo que el mes anterior. Pero uno los resultados más llamativos es que al cerrar Facebook, se obtuvieron cambios de humor en las personas y su visión de satisfacción de manera positiva.

Ethan Kross, profesor de sicología de la Universidad de Michigan le dijo al portal The New York Times que un mes es un lapso muy corto para reconocer cambios significativos. Para él está claro que existe un tipo de relación entre uso de redes sociales, estado mental y humor, pero aún los estudios no logran ponerse de acuerdo o encontrar similitudes.

Quizá el mayor regalo personal que suponía dejar Facebook eran sesenta minutos liberados al día. Los usuarios desconectados pasaron más tiempo con los amigos, la familia, salieron a cenar fuera más veces y también pasaron más rato viendo la televisión solos. En general ocuparon su nuevo tiempo libre en actividades más saludables y eso repercutió en su estado de ánimo.

Comentarios