La noche del pasado 21 de octubre, se dio a conocer que un disparo del actor Alec Baldwin de un arma de utilería, durante el rodaje de Rust, en Nuevo México, privó de la vida accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins e hirió al director Joel Souza.

Un día después, el medio estadounidense Los Angeles Times, reportó que cerca de seis horas antes de que Baldwin disparara, media docena de trabajadores del equipo de cámara abandonaron el set protestando por las condiciones laborales.

El rodaje comenzó el 6 de octubre pasado y las versiones periodísticas indican que a los miembros de la producción se les había prometido el pago de sus habitaciones, sin concretarse. Ademas, se afirma que Hutchins, había aboga por mejorar las condiciones para su equipo.

Esta semana, Dave Halls, asistente de dirección que el pasado jueves entregó a Baldwin la pistola, reconoció que no revisó el arma antes de ensayar la escena porque estaba convencido de que contenía balas de slava, de acuerdo con su declaración, publicada por la oficina del Sheriff de Santa Fe. De se así, se coincidiría con la hipótesis formulada por los investigadores, después de que confiscaran unos 500 cartuchos con munición en la zona del rodaje, entre los cuales creen que había balas auténticas mezcladas con falsos.

También te puede interesar:  Muere la actriz Isela Vega

Las balas de salva no contienen pólvora y solo se utilizan cuando el guion requiere que aparezca un proyectil en pantalla. Hasta donde se sabe, la escena que ensayaba Baldwin era un primer plano de su mano disparando la pistola hacia la cámara.

Por su parte, Hannah Gutierrez Reed, armera de la producción, dijo que ese mismo día se había asegurado de que el arma contenía balas ficticias e indicó que no tenía conocimiento de que hubiera munición real en la producción. Sin embargo, su versión contradice lo expresado por el Sheriff Adan Mendoza, sobre los objetos confiscados.

También te puede interesar:  El tenor Fernando de la Mora, ¿cómo 'león enjaulado'?

Entre la información confirmada que se tiene, se ha establecido que la pistola que Baldwin disparó fue un revolver Colt 45 que estaba guardado junto a otras dos armas, una modificada para que no pudiera disparar munición real y otra de plástico.

Comentarios
+ posts