Un pequeñito fue captado por su padre en el momento en el que se pone a jugar con su mejor amigo, ni más ni menos que un hermoso, simpático y juguetón peludo que es vecino de la familia.

«Ninguna pared puede detener a mi hijo para que no juegue con su nuevo mejor amigo»…dice Chad Nelson, fotógrafo y padre del pequeño.

También te puede interesar:  ¡Prefiere donar su riñón a un desconocido que a su abuelo!

Y es que a este par de camaradas no les importó la valla que está entre las dos casas, pues siempre encuentran la manera de estar juntos y poder jugar como los grandes amigos que son.

En este video podrás ver como el niño avienta una pelota del otro lado de la valla y el perrito la toma y feliz se la regresa.

Como dice la rola de los Maestros «Los Tigres del Norte»:

También te puede interesar:  Bárbara de Regil critica a las que comen tacos y toman alcohol

♪♫ Pero la puerta ni 100 candados / van a poder a mi detenerme ♪♫

Comentarios