Gorila Kiki protagoniza tierno encuentro con bebé tras cristal

Recientes

Los marranitos, de las mejores galletas del mundo según Taste Atlas

Esta nota los hará querer correr a la panadería más cercana, pues resulta que nuestros queridos y suculentos marranitos, esas galletas mexicanas con forma de cerdito, se han robado el show y el corazón de Taste Atlas.

Ana Gabriel ¿se casó? con una fan

En un giro inesperado en la vida de Ana Gabriel, una de las cantantes más queridas y reservadas de México, se ha revelado que supuestamente contrajo matrimon...

Ana Guevara saca recurso para atrasar becas

Guevara, ha interpuesto un recurso de revisión contra las sentencias favorables que obtuvieron los clavadistas Gaby Agúndez, Jahir Ocampo y Sergio Guzmán par...

Alejandro Glatt: ‘Guardián de Frida Kahlo’ y artista innovador

El pasado 14 de febrero, Alejandro Glatt, artista reconocido como #MexicanoRifado en ¡Que tal Fernanda!, fue honrado con el título de 'Guardián de Frida Kahl...

Presunto asesino de madre de tiktoker robó sus pertenencias

En un escalofriante desarrollo, nuevos detalles han salido a...

Compartir

Kiki, conocida mamá gorila del zoológico de Boston, protagonizó un tierno encuentro con un bebé, al verlo tras el cristal, se trata del hijo de Emmily, una visitante del Franklin Park Zoo.

«Cuando entré al zoológico ese día, nunca podría haber imaginado que tendríamos esta experiencia (…) Trataba de acariciar su rostro a través del cristal y tomar su mano (…) Podías ver la emoción en sus ojos», dijo Emmily.

«Tuvieron una hermosa conexión especial», dijo una de las personas presentes, que fueron testigos de cómo la gorila admiraba al bebé con una especie de instinto maternal.

El hermoso momento fue captado por Michael Austin, papá del bebé; el video fue subido a mediados de año, pero es ahora que se ha hecho viral. «Durante más de cinco minutos ella se quedó sentada mirando a Canyon, mirándolo fijamente con cariño», agregó Michael.

También te puede interesar:  Parecen chicos malos, pero estos motoqueros cuidan niños del abuso infantil ¡Corazones de Oro!

Por cierto, cuando la familia llegó, Kiki se encontraba junto a Pablo, su propia cría, quien apenas tenía unas semanas de nacido.

Comentarios