Unos delincuentes aprovecharon que este pobre vendedor que entró a una calle oscura, se le acercaron en el coche y sin decir agua va, se bajaron y lo asaltaron, pobre, pues lo más seguro es que el vendedor esperaba, pensaba que le iban a consumir, pero resultó todo lo contrario, terminó asaltado.

También te puede interesar:  Y siguió vendiendo sus tamales durante de balacera en Culiacán

Finalmente, se ve como después del asalto, cada quien se fue por su lado.

Este es el video de una cámara de seguridad que captó lo que sucedió en Santo Tomás Chiconautla.

¿Pensabas que lo habías visto todo? ¡Pues no es cierto!

También te puede interesar:  Bailaba sola y joven con capacidades diferentes entró a bailar con ella en el desfile

Los cacos están cada vez más descarados y nadie se salva, bueno, ni el señor de los tamales.

Comentarios