El desolador día después

Recientes

Analizarán función de herramientas digitales en la enseñanza

Con el objetivo de abrir un espacio de reflexión y análisis sobre la función de las nuevas tecnologías para los procesos de enseñanza, la Dirección General d...

Sugieren mantener la calma ante la situación del peso frente al dólar

La depreciación del peso frente al dólar registrada en los últimos días es menor y no debe preocupar a la sociedad. En definitiva, no hay algún signo de alar...

Estudio de estrella aporta nueva información sobre la evolución estelar

En la medición más precisa de las características del sistema binario S1, investigadores del Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRyA) de la UNAM, ca...

El día que Paco Stanley ‘puso en ridículo’ a Jorge Ortiz de Pinedo por una broma

De unos días a la fecha, luego de la serie de Paco Stanley, han surgido muchos memes y clips del programa de Paco así como de lugares a los que lo invitaron....

Compartir

Este año se cumplen 40 años del regreso a la democracia, en un país que sufrió la más terrible de sus dictaduras militares entre 1976 y 1983. Una dictadura que dejó más de 30 mil desaparecidos, que fueron torturados y asesinados por el régimen. La democracia fue construida paso a paso por una sociedad lastimada, pero convencida del valor del respeto a los derechos humanos cuyas figuras emblemáticas son las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y el lema bajo el cual se han protegido los principios democráticos: “Memoria, verdad, justicia”. La multipremiada película “Argentina, 1985”, nos muestra una parte fundamental de esta lucha.

¿Qué pasó ayer? Ganó un candidato que se ha encumbrado con un discurso violento, antisistémico y antidemocrático, que reivindica a los genocidas, así como la privatización de sectores tan importantes como la salud y la educación; ha hablado en contra del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo (de hecho, los diversos feminismos han sido los principales opositores a las posiciones de Milei y su gente), y defendido la venta de órganos, entre otras cosas. Devoto exaltado del libre mercado, ha propuesto la destrucción del Estado y se ha hecho conocido por aparecer en sus mítines con una motosierra en las manos, con la que “recortará” lo que se le ponga enfrente. Más allá de que hable con su perro muerto y reivindique la actuación de Margaret Thatcher en la Guerra de Malvinas (que costara la vida a tantos jóvenes soldados argentinos), su figura ha resultado seductora especialmente para un amplio abanico del electorado juvenil.

También te puede interesar:  Mikel Arriola: Si no caigo en la arrogancia, vamos a ganar

La profunda crisis económica del país es para mí la principal explicación del desencanto de los jóvenes; jóvenes que han crecido ya en democracia, que no tuvieron la experiencia de la dictadura y que ven un futuro con pocas posibilidades de desarrollo y superación.

También te puede interesar:  Captan video del trágico derrumbe en edificio de Monterrey; reportan 5 muertos

Como gente comprometida con los derechos humanos y con la defensa de la democracia, nuestro deber ético es respetar la voluntad del pueblo argentino -como dice una querida periodista amiga, hija de desaparecidos, “porque nosotros no somos ellos”- y luchar desde la oposición para impedir la aniquilación de lo mejor que ha logrado el país en los últimos cuarenta años. Nuestra responsabilidad es hacer un balance autocrítico, y refrendar nuestro compromiso con los que están y con los que ya no están, pensando en el pasado, el presente y el futuro.

Comentarios