Lionel Messi se unió el martes a un equipo del Paris St Germain repleto de estrellas, después de dejar el Barcelona, ​​el club donde había comenzado y esperaba terminar su carrera.

Messi, seis veces ganador del Balón de Oro al mejor futbolista de Europa, firmó un contrato de dos años con opción a un tercero, dijo el club en un comunicado en su sitio web.

La llegada del argentino, uno de los mejores jugadores de su generación, se sumará a un ya formidable ataque del PSG que incluye al brasileño Neymar y al campeón del mundo francés Kylian Mbappé.

«Estoy encantado de comenzar un nuevo capítulo de mi carrera en el Paris Saint-Germain», citó el PSG a Messi en el comunicado. «Estoy decidido a ayudar a construir algo especial para el club y los aficionados, y estoy deseando saltar al campo de juego del Parc des Princes».

La llegada del máximo goleador del Barcelona, ​​con 672 goles, aumentará la ambición del PSG, de propiedad qatarí, de ganar la prestigiosa y rentable Liga de Campeones de Europa por primera vez.

«No ha ocultado su deseo de seguir compitiendo al más alto nivel y ganando títulos, y naturalmente nuestra ambición como club es hacer lo mismo», dijo el presidente y director general del PSG, Nasser Al-Khelaifi.

El PSG perdió poco tiempo en apuntar a Messi después de que el club catalán, muy endeudado, dejó en claro que no podía permitirse mantener al astro argentino en sus filas debido a las reglas de juego limpio financiero de La Liga.

Multitudes de seguidores se agolparon en el estadio Parque de los Príncipes del club, coreando y encendiendo bengalas de humo. «Va a ser una locura. Después de todo, está llegando una leyenda», dijo el hincha Florent Chauveau.

Messi llegó a París en un jet privado más temprano el martes junto a su esposa y sus tres hijos, saludando a cientos de seguidores reunidos fuera del aeropuerto antes de ser trasladado a un hospital privado para exámenes médicos.

Más tarde saludó a decenas de fanáticos que se habían reunido debajo del balcón de su habitación de hotel.

También te puede interesar:  Iker Casillas se retira de las canchas

DE LAS LÁGRIMAS A LAS RISAS

Hace solo dos días, Messi había llorado al despedirse de su equipo de la infancia, describiendo lo que sintió cuando le dijeron que tenía que irse como si le hubieran lanzado «un balde de agua fría».

Sin embargo, dijo que quería seguir compitiendo y que todavía albergaba la ambición de ganar otro trofeo de la Liga de Campeones, uno que su nuevo club nunca ha obtenido, pese al generoso gasto de Qatar Sports Investment.

Neymar y Mbappé ya eran los dos futbolistas más caros de la historia, y la incorporación de Messi a la alineación del PSG del DT argentino Mauricio Pochettino podría rivalizar con el imparable tridente que se formó en Barcelona denominado MSN, con el propio Neymar y el uruguayo Luis Suárez.

Messi vestirá la camiseta número 30, confirmó el club en un video publicado en su cuenta de Twitter, titulado «Un nuevo diamante en París».

Messi, que ganó cuatro Ligas de Campeones y 10 títulos de liga nacionales con el Barcelona, ​​se une a varios otros grandes nombres que llegan al PSG en transferencias gratuitas este verano boreal.

El defensor español Sergio Ramos ya no era deseado en el Real Madrid, el mediocampista holandés Georginio Wijnaldum había cancelado su contrato con el Liverpool y el portero italiano Gianluigi Donnarumma, ganador de la Eurocopa 2020, también se unió después de que terminó su contrato con el AC Milán.

La llegada de Messi, cuyo último contrato con el Barcelona ascendió a un total de 555 millones de euros (650 millones de dólares) y fue reportado como el más lucrativo del deporte mundial, también provocará un renovado debate sobre las reglas del juego limpio financiero de la UEFA.

Información de Reuters

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  Bélgica elimina a Brasil y se va a por Francia en la semifinal del Mundial Rusia 2018