Girl Using Inhaler To Treat Asthma Attack

Acerca de 

Quiero confesarles que MI PASIÓN POR LOS SERES HUMANOS NO TIENE L͍MITE, porque en sus contenidos se encuentra la respuesta a todas la preguntas de nuestro entorno, a todos los cuestionamientos de vida, a todas las oportunidades de creatividad y de cambio, reconozco en mis semejantes superioridades, igualdades y debilidades como las que yo muestro.

Me apasiona poder ayudar a la gente a conservar su calidad de vida, con herramientas tan sencillas como el ejercicio y la nutrición adecuada.

Los invito queridos compañeros, a sumar cualidades, inteligencia, experiencia y a ser solidarios con este proyecto de salud de nuestro paí­s difundiendo la prevención con educación.

Hay 300 millones de pacientes con asma en todo el mundo (425 millones con diabetes para establecer una comparación), al igual que la diabetes ataca a cualquier tipo de persona sin respetar edad o grupo racial.

Esta enfermedad diagnosticada a tiempo y tratada de manera correcta puede evitar complicaciones costosas y pérdida de días laborales,  escolares y de recursos económicos.

Los gastos que se derivan de la enfermedad mal tratada y descontrolada tienen en jaque a los sistemas de salud y a la sociedad por el desgaste familiar que significan y las repercusiones sobre las actividades cotidianas de los involucrados.

Se ha pugnado por igualar los sistemas de diagnóstico y los tratamientos en los diferentes lugares donde se presenta la enfermedad, con la finalidad de ofrecer una rápida respuesta al problema y acotar su descontrol.

En el 2014 la Iniciativa Global para el asma (GINA) se creó con la finalidad de mantener actualizados, informados, familiarizados con el manejo y vigentes en la prevención del asma y sus complicaciones a los médicos. La organización publicó recomendaciones que han promovido la colaboración internacional y facilitado el estudio de la evolución social, médica y epidemiológica del asma.

También te puede interesar:  El ultrasonido en el diagnóstico médico

Se pretende simplificar el abordaje de la enfermedad por los profesionales de la salud, informar a los familiares sobre las pautas a consultar y a los sistemas de salud a estandarizar la evaluación y a no retrasar el tratamiento.

Cuando pensamos en asma estamos concientes de que se trata de un problema de salud que es persistente, es decir que no se quita es crónico, que incapacita en diferentes grados de severidad a quienes la padecen y que inclusive puede llevar a la muerte. La enfermedad puede atacar de forma súbita e inesperada, ser intermitente y suave o tener un comportamiento persistente.

Sus síntomas se presentan cuando el trayecto de las vías aéreas sufre un espasmo (se cierra parcialmente) y evita el paso natural del aire al respirar lo que pone al paciente en situación muy difícil, haciendolo experimentar opresión sobre el pecho, dificultad para respirar al no entrar el aire, con silbidos al tratar de espirar o expulsar el aire que se inspiró o metió a los pulmones. La cantidad de moco que se produce en las vías aéreas se incrementa por la inflamación, empeorando la cinética del aire al entrar y salir, produciendo más tos y la sensación de ahogamiento del paciente en estos periodos. Se observa al paciente sin querer moverse o estimular la tos para poder respirar, con rostro angustiado y en ocasiones si el déficit de oxígeno es severo con los labios y las uñas azules.

Los cambios de temperatura, el contacto con el polvo, los pólenes, insectos, ácaros, la risa, el ejercicio, el estrés, el aire frío, las infecciones virales respiratorias y el humo de tabaco pueden ser los detonantes. También algunos medicamentos como la aspirina, los beta-bloqueadores, y los antinflamatorios pueden colaborar en la aparición de los brotes.

También te puede interesar:  La caducidad de los medicamentos

Los pasos importantes en el actuar del médico van enfocados primero a la realización de una adecuada historia médica o clínica que permita asegurar el diagnóstico, ante la duda realizar estudios como la Espirometría que será de gran ayuda. Corroborado el diagnóstico ahora pensar en el tipo de asma y sus factores detonantes, si existe asociación clara con alergias o factores que la exacerban. Una Espirometría con evaluación del VEF1/CVF menor de 0.75 es sospechosa, si después de inhalar un broncodilatador aumenta más del 10% se confirma el asma (esto se llama reversibilidad).

Las evaluaciones siempre se deben hacer en ausencia de enfermedades virales respiratorias, tomar en cuenta que durante la noche los brotes son frecuentes e igualmente al despertar.

Existe el asma relacionada al sitio de trabajo por factores tóxicos o alergénicos. El asma en mujeres embarazadas que debe estar muy bien controlada para bienestar de la madre y el producto. El asma de los ancianos, que debe ser estudiada muy cuidadosamente ya que se puede confundir con otras enfermedades como el enfisema, la insuficiencia cardiaca o por cardiopatía isquémica (la que origina los infartos al corazón). El asma de fumadores y exfumadores con y sin enfisema, sobre todo cuando persiste el hábito.

El tratamiento tiene 3 partes una enfocada a la prevención del proceso inflamatorio que se genera en los pacientes antes del brote y el control del espasmo que necesita un rescate inmediato para que el paciente se sienta confortable y sin angustia.

También te puede interesar:  Apendicitis aguda

La primera parte se enfoca a evitar los entornos que disparan el evento como son alergias, cambios de clima y medio ambientes no convenientes.

La segunda parte sirve además como prevención, reduce los episodios y la gravedad de los síntomas, se lleva a cabo con esteroides inhalados,  de difusión local con aerosoles, nebulizaciones y polvos para aspirar.

La tercera parte se hace con dilatadores de los bronquios que rompen el espasmo y relajan la entrada de aire de manera rápida y efectiva, los hay de acción corta o prolongada, así como de diferente potencia.

Una vez establecido el tratamiento se debe evaluar el nivel de control la enfermedad correlacionada con las actividades del mismo, Necesidad y tipos de medicamentos usados y con el grado de efectividad que se pretende. Analizar la presencia de otras enfermedades y grado de control para evitar el agravamiento del asma al no estar bien tratadas.

Son datos de mal pronóstico los síntomas persistentes, el uso exagerado de broncodilatadores, un VEF1 menor del 60%, ambientes tóxicos persistentes (humo, polvo, tóxicos laborales, alergias), obesidad, sangrado de vías respiratorias y embarazo.

El arsenal terapéutico existente y la experiencia se ha multiplicado, de tal manera que en la actualidad el control de la enfermedad no debe significar un problema serio salvo en la minoría de los casos. Cuando el paciente y el médico entienden la naturaleza del padecimiento su control es mejor.

 

Atentamente

Dr. Alejandro Cárdenas Cejudo
Médico Internista
Fellow of the ACP
Miembro del Comité Ejecutivo de la ISIM

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here