Esta historia tiene todas las señales de un crimen exclusivo de Los Ángeles: un ladrón se robó una carroza fúnebre con todo y cadáver, y se fue a dar un paseo que terminó con una persecución y un choque en una transitada autopista.

Las autoridades informaron el jueves que encontraron el cadáver intacto dentro del féretro y detuvieron a alguien después del choque, el cual provocó que se cerrara la autopista 110 durante la hora pico matutina. Por el momento no se ha dado a conocer la identidad de la persona detenida.

También te puede interesar:  Foto de boda en revista cosifica a una mujer indígena y muestra el racismo en México

Todo comenzó la noche del miércoles, cuando el ladrón se robó la camioneta Lincoln Navigator negra de afuera de la Iglesia Ortodoxa Griega St. Anthony en el oriente de Pasadena. El Departamento de Policía de Los Ángeles imploró al ladrón a través de redes sociales que regresara el cuerpo, una publicación que se difundió mucho en línea.

“De todas las malas decisiones que has tomado, al menos toma una buena y regresa a la persona fallecida y féretro al interior de la Navigator”, tuiteó la autoridad.

También te puede interesar:  Mujer muere por intentar abortar con perejil

La prensa local reportó que al momento del robo el cuerpo estaba dentro del vehículo mientras una empleada de la morgue metía otro cadáver a la iglesia. La policía no especificó el nombre de la funeraria.

La mañana del jueves, un testigo reportó ver la camioneta. Policías de Los Ángeles persiguieron a la carroza en la autopista hasta que el vehículo se estrelló alrededor de las 7:45 de la mañana.

Con información de AP

Comentarios