Un hombre irrumpió en la pista de hielo, justo antes de las pruebas de patinaje de velocidad, se quitó la ropa y utilizando tan solo una pequeña falda y un calcetín en los genitales comenzó a patinar.

Este hombre de origen británico, llamado Mark Roberts, llevaba el mensaje «Paz y amor» escrito en el pecho y es famoso por haber irrumpido en por lo menos 500 eventos, algunos de la talla del Super Bowl XXXVIII.

Comentarios
+ posts
También te puede interesar:  La mujer que usa prótesis intercambiables de nariz después de padecer una rara enfermedad